Asistimos a la presentación de Duke Nukem Forever, shake it baby!

Ni más ni menos que doce años, doce malditos y eternos años han sido necesarios para que, por fin, podamos decir, con la boca abierta, que Duke Nukem Forever está acabado y vamos a poder disfrutarlo con nuestras propias manos. De modo que cuando nos enteramos de que 2K iba a celebrar una presentación para prensa del título que nos ocupa en Barcelona, la decisión fue clara, teníamos que asistir para poder contaros de primera mano que es lo que nos espera el próximo 10 de Junio.

 

IMG_7863

 

Así pues, raudos y veloces asistimos al Otto Zutz Club donde nos esperaba una decoración acorde a la situación, un montón de Xbox 360 Slim con la demo preparada para ser degustada, un par de pivitas vestidas de colegialas y Randy Pitchford, el insigne presidente de GearBox, protagonista de los últimos anuncios en forma de video sobre Duke Nukem Forever.

Anuncio del retraso del lanzamiento
Anuncio del lanzamiento de la demo

El bueno de Randy nos ofreció una extensa charla antes de mostrarnos una fase del juego donde nos hacía participes de su emoción, Duke Nukem Forever por fin iba a ser lanzado. Nos explicó emocionado que estuvo presente en 3D Realms cuando nació la idea del proyecto, que vivió preocupado la ingente cantidad de retrasos que sufrió el juego y que vivió apenado el cierre de la compañía con el abandono del título. Del mismo modo nos hizo un pequeño resumen de todo lo que ha estado detrás del desarrollo, pero también de algo muy importante: la mayoría de los diseñadores del juego original en 3D Realms, forman parte de GearBox. Esto significa que cuando pasó a manos de ellos, no se perdió ni un ápice de lo que inicialmente estaba ideado para el mismo.

Por supuesto, hizo especial hincapié en el mimo que se ha puesto al título para que esté repleto de detalles que nos hagan esbozar una sonrisa, para que todos aquellos que disfrutamos del gran Duke Nukem 3D estemos más que contentos con su inclusión, de esto os hablaré más adelante.

Empezó a contarnos cosas del juego, por ejemplo, su argumento: Duke Nukem salvó el mundo, es el puto amo, todo el mundo lo adora y como tal lo han puesto en un pedestal. El mundo está lleno de productos, comercios, hamburgueserías, estatuas y elementos de todo tipo en honor y ovación al gran Duke. Como tal, no iba a desaprovechar la situación y conociendo su enorme ego, Duke vive en Las Vegas, en su propio casino, en una planta enterita para él y de hecho está un poco mosca porque de todas las cosas que han hecho de él faltaba una, su propio videojuego y han tardado 12 putos años en acabarlo (Si, esto es ingame xD) de modo que la campaña empieza con Duke jugando la última fase de su videojuego. La cosa no queda en eso, los aliens han vuelto a la tierra, pero engañando al ser humano le han hecho creer que venían en son de paz y nosotros, haciendo gala de nuestra ingenuidad, les hemos dejado entrar con los brazos abiertos. Ocurre lo que era inevitable, aprovechan la situación para volver a intentar hacerse con el mundo. A Duke esto no le importa demasiado… hasta que tocan lo que más le gusta: Las mujeres. Los aliens las están capturando y convirtiendo en bichos. Esto es inadmisible, ahí es donde le han tocado realmente los huevos a Duke:  It’s time to kick ass and chew bubble gum… and I’m all outta gum.

Otro detalle sumamente importante que nos contó y que ocasionó que todos nos pusieramos a hablar entre nosotros inmediatamente, fue la duración de su modo campaña. Ni más ni menos que 15 horas. No es moco de pavo, un FPS de hoy en día no suele pasar de las 8 horas y principalmente se centra en su modo multijugador, es de agradecer que se haya querido dar importancia a una extensa campaña para un jugador, más aún si estamos hablando precisamente de Duke Nukem Forever.

IMG_7866

IMG_7865

Tras la charla, pudimos ver una de las fases del juego final, el Duke Burguer. No os voy a engañar, la mayoría nos quedamos con un regusto agridulce. Lejos de ser una fase repleta de acción por los cuatro constados resultó ser una consecución de “Puzzles”. Se trataba al completo de jugar con la posibilidad de hacerse pequeño en según qué situaciones para avanzar por lugares donde no podíamos llegar a tamaño real, evitar trampas y mucho, mucho plataformeo. En realidad si no hubiera sido porque de vez en cuando había que matar cerdos, todos hubieramos pensado que se trataba de un nuevo juego de plataformas.

A pesar de ello, las caras no fueron largas. Y es que durante dicha fase pudimos ver una serie de cosas que nos gustaron muchísimo:

– La vida: En Duke Nukem Forever no hay barra de vida, hay barra de ego. Podemos aumentar dicha barra haciendo cosas que suban el ego a Duke, por ejemplo rematar a un enemigo de una patada cuando está agonizando, ver que han hecho una estatua suya donde está especialmente molón o simplemente mirarse en el espejo. Como barra de “vida” al uso, si somos alcanzados y nos cubrimos durante un buen rato acabará recuperándose por sí sola, pero en realidad la forma más sencilla de recuperar el ego que nos han quitado, es matando a un enemigo. Es decir, cada vez que matemos a un enemigo (de forma molona, recordemos) el ego se verá restaurado.

– Los detalles: La fase del Duke Burguer estaba repleta de detalles, carteles, anuncios y productos tirados por el suelo con el característico humor de los juegos de Duke. Por supuesto y basándonos en el argumento, también está lleno de productos de Duke. Como por ejemplo el “Duke Meal”, con figura de acción de Duke incluida.

– Duke, en todo su esplendor: Lo que a muchos nos encanta de este personaje, a la mínima suelta “una de las suyas”. A lo largo de dicha fase se hicieron muchas cosas diferentes y en todas ellas había alguna frase ingeniosa de Duke lista para ser lanzada. Como os imagináis, todas son tronchantes.

Después de la demostración, llegó el turno de ponerse personalmente con la demo.

IMG_7874IMG_7875

La misma está dividida en dos fases. La primera, el arranque del juego (sin intro) con nosotros volviendo a jugar la última fase de Duke Nukem 3D, una vez superada ocurre el primer gran “momento Duke” que todos hemos visto en el trailer, una de las dos chicas que están… dando amor a Duke mientras juega, le pregunta si este juego es bueno, y nuestro protagonista contesta con el famoso “Después de 12 putos años, tenía que serlo”. Por cierto, el PR de 2K nos confirmó que a España viene traducido y doblado a nuestro idioma. Que el doblador era el mismo que pone la voz a Stewie de Padre de Familia y que conserva el estilo de Duke. Desgraciadamente si queremos las voces originales, no tendremos un selector para ello, habrá que poner la consola en Inglés para que esté íntegro en ese idioma (no nos dio detalles de la versión PC).

La siguiente fase de la demo transcurre en una especie de desierto montañoso donde aparecemos con un pedazo de Monster Truck con un control muy similar al del coche en Brutal Legend. No está mal, pero tampoco es para echar cohetes. Tras bajarnos del mismo empieza la acción y en muy poco tiempo vamos disfrutando de las armas del juego, todas son exactamente las mismas que pudimos disfrutar en Duke Nukem 3D. Gráficamente no destacaba en absoluto, si buscáis un juego puntero en este sentido, no lo váis a encontrar. La verdadera salsa de este juego, donde está el motivo de su verdadero potencial, al igual que en Duke 3D, es en su personaje.

Los que tengáis miedo a la jugabilidad, tranquilos, es muy fácil de controlar y tiene una distribución de botones acorde a los juegos FPS de hoy en día. Se hace muy cómodo y efectivo su control, eso sí, no tiene ningún tipo de ayuda al apuntado, así que id preparando vuestros dedos para actuar con precisión.

Respecto a la dificultad, todos los presentes coincidimos en que no era nada fácil. Se utilizan los típicos guardados automáticos cada X tiempo a modo de “checkpoint” y si nos matan volveremos a ese mismo punto. La IA de los enemigos era bastante adecuada y ya os aseguro que ni siquiera en los niveles de dificultad más bajos nos dejan tregua, tienen una puntería de órdago.

IMG_7870IMG_7880

En resumen, los amantes de Duke Nukem podéis estar tranquilos, el carisma del personaje, los cientos de detalles, las situaciones tronchantes y toda la mala leche de Duke siguen estando muy presentes, es muy difícil que cualquier amante del juego original se vea decepcionado por este título. Sin embargo habrá que ver la reacción de todos aquellos que no conocen al personaje y sobretodo, a todas esas personas que probablemente se sientan ofendidas de la peculiar forma de ser de Duke. A la espera de la versión final, que esperamos poder analizaros, nos hemos quedado con un agradable sabor de boca. La cosa pinta bien, señores.

Si tenéis dudas o queréis saber más, sentíos libres de usar los comentarios para ello, que muy gustosamente estaré dispuesto a responder. Hail to the king, baby!

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.