Vicodina para Todos: Sonic, la prostituta de SEGA vol.2

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Tienen razón. Esta segunda entrega del artículo dedicado a Sonic de buena tiene poco… Es mala, muy mala, terriblemente cruel y más despiadada que la anterior. ¡Muahahahaha!

¿Cómo? ¿Que no sabes de que rayos estoy hablando?  Pues deberías leerte esto para ponerte en antecedentes.

Dadle a Sonic un tubo de  Hemoal,  porque vuelvo a la carga con el respaso a la trayectoria del azulado personaje de SEGA.

Colorín colorado, el cuento…

Dispuesta a jugarse el todo por el todo, la abuelita hipotecó hasta sus bragas-faja e invirtió todo lo que tenía en una nueva plataforma de videojuegos. Creyendo que la innovación le salvaría del hundimiento, se adelantó one more time en el tiempo -qué redundante- al incluir módem para el juego en línea y cuatro puertos para mandos. Optó por utilizar un formato óptico propietario al que denominaron GD (Gygabyte Disc) en lugar del naciente DVD. El proyecto se popularizó durante la mayor parte de su gestación con el nombre  Katana. Sin embargo, al final se decidió por un nombre menos agresivo y más acorde con las intenciones de la empresa. Soñaban con recuperar el prestigio y el lugar que habían ocupado en la era de los 16 bit. En 1998 apareció en el país del sol naciente la apuesta definitiva de SEGA: Dreamcast (en la lengua de Cervantes: Hacedora de Sueños). Era la primera consola de la generación de los 128 bit, aunque contemporizó con las consolas  de la competencia:  la comecartuchos  de Nintendo y la Estación de Juegos de  Sony , la cual seguía arrasando con su 32bit mientras hipnotizaba al personal con su futura segunda versión. Microsoft colaboró con la nueva máquina de SEGA. Ésta utilizaba Windows CE para llenar sus tripas de bits. Tripas que compartían arquitectura con las placas Naomi , las cuales colmaban las últimas recreativas de la compañía y embelesaban a los nippones. Nada hacía presagiar entonces que dicha  colaboración sería el primer paso para introducir al gigante informático en el mundo de las consolas.

Sonic Adventure DX Director's Cut (PC)

Regresando de nuevo al pasado… SEGA había decidido hacer valer el dicho “Quién golpea primero, golpea dos veces” , así que usó toda la artillería disponible y el puercoespín fue llamado a filas para protagonizar uno de los títulos que inaugurarían el catálogo de la consola. El juego recibió el nombre de Sonic Adventure y fue el regreso por todo lo alto del puercoespín al altar de los juegos de plataformas.  El juego gustó, y gustó mucho, convirtiéndose en el título que más vendió de la 128bit de la abuelita. Nada menos que 1 millón de copias (aún así, lejos de las ventas de sus antecesores de 16 bit). El título, aunque no exento de fallos : algunos controles irregulares, fallos de cámara, framerate inestable… Volvía por sus fueros en un juego con una jugabilidad novedosa y muy adictiva. Parecía que todo volvía a la normalidad y Sonic decidió irse de fiesta para celebrarlo:  Sonic Shuffle (2001) fue una copia de las Party que montaba Mario. Sin embargo la abuelita SEGA veía cómo los números no le cuadraban. No obtenía suficiente dinero con sus juegos, que a pesar de tener una calidad indiscutible, no se vendían los suficientemente bien para sanear las cuentas de SEGA. El jugón medio se mantenía expectante con la aparición de Playstation 2 y los cantos de sirena que prometía Sony. La abuelita celebró el décimo cumpleaños del puercoespín con un nuevo juego: Sonic Adventure 2. Incluía un nuevo personaje: Rougue the Bat. El juego, de una calidad indiscutible, no tuvo el éxito merecido y la salud de la consola empeoraba a un ritmo alarmante. Los acreedores vinieron a rendir cuentas con SEGA y así fue como de  una celebración se pasó a un funeral. Ese mismo año murió Dreamcast corroída por un virus llamado Utopía. Ese mismo año se dejó de fabricar la consola y el amor murió en el mundo de los videojuegos.

– 1 minuto de silencio por Dreamcast –

Portada de Sonic Adventure de Dreamcast

SEGA se vio como una indigente: En la calle y sin dinero pa comer.  Necesitada de ingresos empezó la trata de azules y prostituyó a su legendario personaje. Sonic se vio obligado a hacer la calle e incluso tuvo que pedir limosna en la puerta de su némesis, Mario. Así fue como sucedió lo que años atrás parecía impensable: Pudimos ver por primera vez al carismático velocista en una consola de Nintendo. ¿Pero qué coñ…? Fue el mismo año que se guardaba luto a Dreamcast cuando los aficionados de Nintendo se fueron a la cama con Sonic. Bajo los sobrenombres de DX  y Battle (juego de lucha para GBA), el puercoespín azul pisó los infiernos nintenderos en GameCube con unas conversiones pésimas.  SEGA se dispuso a compartir piso con Sammy mientras iba rentabilizando el culo de nuestro amigo azul. Igual que su orgullo y dignidad, Sonic vio encogido su tamaño para ponerse a recoger anillos en la portátil de la compañía de Kyoto. Para ésta salió Sonic Advance, historia que pudimos encontrar también en la plataforma lúdica de Nokia: N-Gage. En este título ya se perdió por completo la imagen del personaje y veíamos un Sonic con pose de acosador escolar, a pesar de que las hostias se las llevara él. El ultraje por parte de Nintendo continuó con dos títulos más para su consola portátil remodelada: Sonic Advance 2 y Sonic Advance 3 -estos de marketing son la leche poniendo nombres-.  La calidad de estos títulos era igual de pequeña que su tamaño y la esperanza de jugar a una historia de calidad decrecía con cada juego.

Sonic Advance

Como un bebedero de patos…

El dinero volvía a fluir en las arcas de la abuelita. SEGA veía cuan beneficioso resultaba comerciar con Sonic, así que ofreció los orificios del personaje a todas las plataformas disponibles para seguir ganando dinero a expensas de las esperanzas de los fans, que soñaban con volver a jugar a un título de calidad basado en el puercoespín. Aparecida ya la pornocaja (aka Xbox) y con PS2 vendiendo a cholón, el culo de Sonic fue puesto a disposición de todas las plataformas. Bajo esta premisa apareció  en 2004 la primera aventura multiplataforma con el nombre de Sonic Heroes. El sistema de juego se basaba en escoger a una tríada de personajes e íbamos avanzando por los niveles alternando las habilidades de cada uno. El juego, con un intento de redefinición del concepto de juego original y con niveles que recordaban en demasía a los vistos en Sonic Adventure 2, resultó ser un juego pasable, aunque alejado de la esencia de la fórmula que había convertido a la saga en un referente en el mundo de las plataformas.

SEGA veía como los juegos del puercoespín eran, a pesar de la paupérrima calidad de algunos, populares y, sobretodo, rentables. Así que le encargó a Dimps (famosos por sus Budokai para Playstation2)  una nueva entrega de Sonic para el nuevo experimento social revestido de portátil proveniente de la compañía de la gran N. El juego llamado Sonic Rush apareció el 2005 en Nintendo DS. Implementado en 3D  con un desarrollo clásico 2D, centrado quizá en exceso en la velocidad y con un diseño de niveles que poco tenía que ver con los añorados Sonic de la época de los 16 bit. Aún así se configuró como uno de los mejores plataformas basados en el personaje desde hacía muchísimo, algo que tampoco era muy difícil vistos los precedentes. Un año después saldría otro despropósito en forma de videojuego para todas las plataformas de sobremesa, a saber: GameCube, Playstation2, Xbox y PC Windows. Bajo el nombre de Sonic Riders encontrábamos un nuevo título desarrollado por el Sonic Team. El juego estaba íntegramente dedicado a las carreras  y bajo mi punto de vista,  era una diarrea de ideas mal llevadas que hundieron aún más al personaje – ¿Por qué círculo del infierno vamos ya?

Sonic, ¿Qué nos ha pasado?- Imagen de Sonic the hedgehog de Xbox 360

Pobre Sonic. Sin dignidad. Sin casa propia. Con el ano en formato 16:9 y vilipendiado por la propia compañía que lo creo. Se había convertido en la ramera de la empresa. Ésta, a expensas de la fama que a pesar de todo aún conservaba, vomitaba juegos sin criterio ni calidad al mercado. No obstante, los aficionados aún albergaban esperanzas de volver a ver un título que recuperara la saga. Aún dolidos por la muerte de su consola fetiche, pensaban que al menos disfrutarían una vez más de la gloria perdida mediante un juego con la calidad de los de antaño protagonizado por el puercoespín. Suplicaban al igual que cristianos en semana santa, ya que como ellos habían matado a su dios y cual Judas, utilizado las copias pirata para ahorrarse unas monedas.

Había llegado la época de la Next Gen y con ella las expectativas con la que tanto soñaban los segueros. Sin embargo esa  posibilidad murió el 2006 y con ella, cualquier futura esperanza de ver un juego marca Sonic de calidad. Ese año sucedió algo para lo que nadie estaba preparado. Cuando parecía que no podía verse  un juego del puercoespín más mediocre de los que se habían visto, SEGA se empeñó en demostrar que nos equivocábamos. El apocalipsis de Sonic apareció bajo el nombre del título original. Así fue como tuvimos que padecer en consolas de nueva generación la aberración denominada Sonic the Hedgehog. Una de las peores experiencias injugables de la historia del personaje y de los videojuegos en general. Resalto lo de injugable ,ya que el control pésimo del que hacía alarde el título, llevaba al jugador a cotas de histerismo y desesperación al intentar avanzar por los niveles del juego. Si alguien tiene curiosidad podría mirar las estadísticas de suicidio de ese año, estoy convencido que se vieron incrementadas sin razón aparente… si jugáis a este título la encontraréis. Esta abominación de juego junto con  Sonic Riders (multi),  Sonic Gems (GC y PS2, recopilatorio de rarezas) y Sonic Rivals (PSP, más carreras) correspondían a la conmemoración del 15 aniversario del puercoespín azul.  Esta serie de títulos enterraron definitivamente al personaje para siempre en una tumba de mediocridad y ponzoña. Los seguidores de Sonic dejaron de soñar y se limitaron a ver impávidos cómo SEGA continuaba utilizando al puercoespín como una ramera sin extremidades, un potro de orificios en el que cualquiera podía verter sus efluvios por unas pocas monedas.

Sonic y los Anillos Secretos

Con este panorama llegamos al 2007, ese año pudimos ver otra vuelta de tuerca a las desventuras del puercoespín. Esta vez en la nueva consola de Nintendo: Wii. El título en cuestión se llamaba Sonic y los Anillos Secretos. En él, Sonic pasaba a ser un título on-rails en el cual como un perrito saltaba a nuestra voluntad cada vez que agitábamos el wiimotesalta Sonic, saltaaa!- Para rematar la faena adquiría el gusto de Frodo de recolectar anillos mágicos con el fin de acabar con un Señor Oscuro que amenazaba con destruir la Tierra Medi… digo, el Mundo de las 1001 Noches. Cansado de saltar como una mascota, decidió volverle a robar el monopatín volador a Marti McFly y, un año después, saldría otra entrega de Sonic Riders para Ps2 y Wii bajo el nombre de Zero Gravity. –¿Era realmente necesario? – Tanto como sacar una segunda parte del Sonic Rivals para PSP, que pudimos ver también en 2007.

Entrado el otoño, nos encontramos el mismo año con una nueva incursión en el catálogo de Wii, que junto a su archienemigo Mario y todo el elenco de personajes de los universos World y Sonic, el puercoespín azul coprotagonizaba un título deportivo llamado Mario y Sonic en los Juegos Olímpicos. Un juego entretenido basado en fustigarnos con el cable del nunchuk y maltratar nuestros flácidos brazos de jugón moviendo el wiimote en pruebas deportivas. También encontraríamos la continuación Sonic Rush Adventure, segunda parte para DS y empeorando lo visto en su antecesor.

Ese mismo año descubriríamos algo inaudito. Como la mayoría de juegos del puercoespín trascurrían de día, nadie sabía que Sonic era un personaje descartado de la saga de vampiros metrosexuales de Crepúsculo y por las noches se transformaba en puercoespín-lobo. Este acontecimiento se vio en Sonic Unleashed , otro título de calidad discutible pensado para agitar el mando de Wii, el de Ps3 y , aunque no tiene sensor de movimiento, el de Xbox360 también aunque fuera por envidia.

Sonic Unleashed

Más madera que es la guerra debieron pensar los de SEGA y apareció de nuevo el personaje en NintendoDS para narrar sus crónicas. Sonic Chronicles y la Hermandad Siniestra fue un RPG que apareció en la portátil de Nintendo de la mano de BioWare. De nuevo veíamos como un estudio externo trataba mejor al puercoespín y hacia un juego de calidad. Poco después salió otro título multiplataforma en un nuevo plagio de juegos protagonizados por  Mario, pudimos ver a Sonic protagonizando un juego de tennis con sus colegas en Sega SuperStar Tennis, un juego arcade de tennis desarrollado por Sumo Digital. Entretenido, pero poco más.

No obstante el 2008 se caracterizó por la aparición de Sonic en un título de Wii en cuestión. Recuerdo las peleas verbales que de pequeñito tenía con amigos, en las que enfrentábamos a Mario y Sonic especulando quién ganaría en una batalla cuerpo a cuerpo. Tras más de una década pudimos comprobarlo en el título Super Smash Bros Brawl para la consola de los jubilados de Nintendo. Un excelente juego de lucha donde Sonic aparecía como personaje jugable junto con representantes del universo nintendero e incluso el espía de Konami, Solid Snake.

Sonic Vs Link, Super Smash Bros Brawl (Wii)

Lamentable que la única posibilidad de verlo en un buen juego fuera como aparición estelar en un título por y para la competencia. De vuelta al infierno, Sonic descubrió que , como juguete sexual, tenía que estar dispuesto a disfrazarse de aquello que los clientes demandaran, y como los jugadores de la consola de Nintendo tenían sueños húmedos al pensar en el wiimote como una espada, SEGA y el Sonic Team le enfundaron una armadura y lo mandaron  a protagonizar otro título casual-shit llamado Sonic y el Caballero Negro. El título salió a principios del 2009 y volvía a mirar a la literatura para embarcar a Sonic en la mitología del Rey Arturo. Con un apartado técnico, esta vez sí, espectacular pero con un sistema de juego pésimo. Encontramos un juego mediocre de los que abarrotan los cajones de las tiendas Game. Ese mismo año volvió a reunirse con Mario y compañía , tanto en Wii como DS, en otro título deportivo esta vez centrado en los deportes olímpicos invernales. ¿Adivináis el nombre del juego? Mario y Sonic en los Juegos Olímpicos de Invierno. El juego era entretenido y adictivo, igual que la primera parte, pero tiene delito que SEGA sea capaz de hacer buenos juegos siempre y cuando no se trate de un Sonic al uso.

Sonic the Hedgehog 4

¿The end?

Del artículo sí, pero no del calvario de Sonic. SEGA sigue empeñada en atormentar el que otrora fuera su personaje estrella. En 2010 hemos de hablar de dos títulos. Uno presente y otro futuro. El que ya podéis disfrutar (o no) en vuestras consolas de última generación o en Wii, es ni más ni nada menos que el enésimo plagio de un juego de Nintendo: Sonic and AllStars Racing. Un burdo Mario Kart, con gráficos típicos de Wii (es decir, pobres e indecentes), una mecánica calcada al juego del fontanero, ninguna novedad y con una calidad correcta. Desechable si tenéis el título del gordote de mono rojo y sólo recomendable de ser poseedor de una futura muerte por 3LR o la placha-grill de George Foreman 3. Una anecdota de este juego es que Sonic va más lento en coche que a pie. El futurible es nada más y nada menos que Sonic the Hedgehog 4, la continuación de la saga original. Un título en 2D para consolas de nueva generación que intentará resucitar al personaje y devolverle la dignidad perdidaja ja Ja JA JA JAAAAAA. Yo sinceramente dudo de que el Sonic Team sea capaz de sacar algo siquiera decente. Espero esta nueva propuesta con recelo, sin ganas y un bote de Primperán. Para finalizar, una reflexión: ¿Por qué SEGA es capaz de sacar juegos de gran calidad como lo puede ser Bayonetta y sin embargo nos bombardea con semejantes bazofias cuando se trata de Sonic? ¿Por qué estudios externos a la compañía sacan títulos de calidad y el propio Sonic Team se mea en el personaje?

16 comentarios

  • […] This post was mentioned on Twitter by den_p8. den_p8 said: Volvemos con el segundo artículo de nuestro redactor más maquiavélico: Sonic, la prostituta de SEGA vol.2 http://bit.ly/aeSpEf Tela marinera […]

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Tienen razón. Esta segunda entrega del artículo dedicado a Sonic de buena tiene poco… Es mala, muy mala, terriblemente cruel y más despiadada que la anterior. ¡Muahahahaha!……

  • Egleuterio dice:

    Muy buena lectura me has dado, tengo la certeza de que seguiré leyendo sobre la putilla azul, no veo a Sega dispuesta a hacerla cerrar las piernas…

    Ains, pobre putilla azul…

  • Haine dice:

    Gran culminación del artículo, me has dejado con ganas de probar algunos juegos de lo mal que los pintas jajaj Pobre Sonic.

  • Dante dice:

    Guau, pedazo de articulo. Ameno, extenso y con un puercospin sin dignidad.

    Si algo tienen los “Segeros” es fe y paciencia. Llevan años esperando que Sega publique algún juego de Sonic de calidad, pero creo que se les está acabando esta paciencia y el artículo así lo demuestra 😉
    Yo soy más de fontanero, parece la apuesta facil, pero lo soy desde la época dorada de los 16bits.

    Sega, que yo recuerde, hace tiempo que no hace juegos BUENOS. Platinum Games les ha salvado la papeleta pero se les acaba la gallina de los huevos de oro, Vanquish es el último juego que tienen por contrato con Sega y habrá que ver que hacen después.

  • Snake27 dice:

    Muy buen artículo! La primera parte ya era malévola, pero esta es directamente el mismísimo Diablo XD.
    Ahora en serio, los juegos de Sonic han sido muy malos últimamente, y eso que te has dejado el juego de Shadow, que era horrible.
    El único de plataformas para consolas grandes que más o menos se puede salvar es el Unleashed por las partes clásicas, porque lo demás…. mejor no hablar de ello.
    Espero que para el descargable que va a salir consigan traernos POR FIN un buen juego de plataformas… Soñar es gratis

  • […] Vicodina para Todos: Sonic, la prostituta de SEGA vol.2 – 05/05/2010 […]

  • Loki dice:

    La verdad es que sonic ha pegado muchos bajones, personalmente prefiero cojer un emulador i jugar con la megadrive al Sonig The Hedgedog original k otra cosa…

  • Lit dice:

    Gran articulo, extenso y muy bien trabajado.

    Lastima que Sega, una empresa legendaria en este mundillo haya caido tan bajo, y haya convertido a un personaje tambien legendario en una simple herramienta de enganche. Quien ha visto al erizo y quien lo ve……una lastima.

    Felicidades por el articulo.

  • Mr.Domus dice:

    Realmente lo que han hecho y siguen haciendo con el puercoespín debería de ser condenable por el tribunal internacional de la Haya y los responsables encarcelados por crímenes contra Sonic y la comunidad gamer.

    Gracias a todos por los comentarios. Ver que a la gente le gusta lo que uno hace motiva sobremanera para seguir escribiendo.

  • RGR dice:

    Por favor, un poco de criterio.

    sonic adventure fue el principio del fin.

    Humanos, lucha con espíritus y fuerzas mayores… vamos, una gran mierda.

    Al igual que mario tiene un propósito y le va de perlas, Sonic nunca debería haber perdido el suyo: liberar animalitos y matar robots y a su creador.

    No convertirse en un juego de carreras en una ciudad y hablando con humanos… ASCO

  • RGR dice:

    Os voy a contar lo que pasó aunque os duela, el impacto y la nostalgia os puede más que el criterio.

    El primer sonic en 3D, con buenos gráficos, por la ciudad, a lo grande… WOW!!!

    Pero hay que saber diferenciar, y más habiendo pasado el tiempo, que aquello de Sonic tenía poco o nada…

    “Cuidado que te persigue una orca, que no es robot ni es nada” HOLA????

  • RGR dice:

    Lo primero que deberían hacer para salvar un poco a Sonic es quitarle de un plumazo el ataque ese que marca al enemigo… ME PONE ENFERMO

  • NachoZ3 dice:

    k razon llevas!

  • Anonimo dice:

    Pero ahora a sonic que lo tenemos (al menos ) lo criticais no es que sea violento pero yo veo que sonic adventure al menos es mejor que los juegos de sonic de ahora pero tampoco para criticar.

  • elpro dice:

    pobre y triste tipo debes pasar todo el dia pegado al monitor por eso envidias al pobre sonic que es un ejemplo de los parkour mejor porque no te miras aun espejo y te evaluas a ti mismo
    ?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.