RetroMadrid 2010 y el coleccionismo

El pasado sábado 13 de Marzo pudimos asistir a una nueva edición de la feria RetroMadrid. En este 2010 el recinto donde se celebraba se trasladó a la facultad de informática de la UCM, lo cual ha traido diversos cambios. Los orígenes de la feria debemos buscarlos en el MadriSX (1995-2003) el cual pasaría a llamarse MadriSX & Retro (2004-2007) para finalmente adoptar desde 2008 su denominación actual. Si queréis informaros más acerca de la historia y los organizadores del evento os remitimos a la página oficial del evento y a su wiki, ya que en este artículo comentaremos algunos aspectos de la edición de este año.

Era la primera vez que asistía a esta reunión retro, así que no puedo establecer comparaciones con ediciones anteriores. Lo que pude constatar nada más llegar es que había gente de diversos puntos de la geografía española que se había desplazado a Madrid para participar, lo cual parecía demostrar que es la mayor feria de informática y consolas clásicas en España. Debido a mi falta de previsión y mi siempre inoportuna vejiga, mi primera parada tuvo que ser el baño. Justo al abrir la puerta me llevé una grata sorpresa, ya que en vez de encontrarme con los clásicos muñequitos que indican cual es el aseo de mujeres y cual el de hombres había un Mario y una princesa Peach. Gracioso detalle que es un ejemplo del buen trabajo de ambientación realizado por parte de la organización. A este respecto cabe resaltar que había varios Marios y Luigis que hacian el trabajo tanto de una especie de animadores como de vigilantes. Mención aparte merece un Mario gigante que se dedicó a hacerse fotos con los visitantes e incluso colaborar en un baile breakdance:

Mi siguiente parada fue el rastrillo, en el que se vendían diversos tipos de productos retro. Había de todo, algunas cosas baratas y otras que, en mi opinión, tenían un precio excesivo, pero al no obligarte nadie a comprar nada no se puede criticar. En cualquier caso daba gusto ver un montón de juegos de Super Nintendo (aunque no fueran muy extraños) y de otras retroconsolas, como si por un rato estuviésemos de nuevo en alguna tienda de hace unos cuantos años. No era el único lugar de la feria donde se podían adquirir juegos y consolas, ya que muchos de los expositores tenían sus propios productos a la venta.

De los expositores sobresalieron los compañeros de AUMAP, con una habitación llena de máquinas recreativas y la realización de varios sorteos a lo largo del día. El stand de Kaos2K mostró diversas consolas, algunas bastante poco comunes. Además había puestos dedicados a Commodore, Spectrum, Dreamcast y alguno centrado únicamente en las consolas de SEGA. Lo mejor es que prácticamente todos los expositores permitían jugar a las diferentes plataformas, ya que las consolas estaban listas y operativas. En el ‘Aula Mario’ (un aula de la facultad reconvertida para la ocasión) se podía hacer un viaje en el tiempo a lo largo de la vida de nuestro fontanero favorito, jugando a algunos de sus mejores juegos.

Es necesario destacar la gran cantidad de charlas sobre diversos temas que se realizaron durante toda la jornada. La conferencia estrella llevaba por título “Videojuegos clásicos, el proceso creativo de un arte” . De forma paralela, el programa Game Over emitió en directo desde el RetroMadrid. Lo que más me llamó la atención fue la gran cantidad de consolas y videojuegos antiguos expuestos, completamente funcionales (se puede comprobar fácilmente en las fotografías la calidad de lo expuesto). Esto despertó en mí la vena coleccionista, que permanecía adormecida en mi interior y tuvo como consecuencia el retraso de este artículo (inicialmente concebido como una reseña del RetroMadrid) y su enlace con el mundo del coleccionismo. Volví a consultar las viejas páginas donde se comentaba el tema y me encontré con una afición cada vez más pujante y con más participantes.

Y es que el coleccionar retro se está popularizando a pasos agigantados, con las consecuencias que ello implica. Al aumentar la demanda, aumenta la oferta y con ello la especulación. Pero empecemos por el principio. ¿Qué entendemos por coleccionar juegos?

Debemos aclarar que existen múltiples tipos de coleccionistas y multitud de colecciones. El punto en común de todos ellos son los videojuegos y después cada cual se centra en la plataforma que más le interesa. Podemos encontrar colecciones de una sola consola o colecciones que intentan abarcar lo mejor de los catálogos de varios sistemas. Hay incluso algunos que se aventuran a intentar conseguir el mayor número de plataformas posibles. A pesar de todo esto lo más habitual es ver colecciones de las 8 y 16 bits de Sega y Nintendo, es decir, MasterSystem/Megadrive y NES/SNES. Una de las discusiones clásicas dentro del mundo del coleccionismo de videojuegos se da entre los partidarios de tener las ediciones de los juegos en el mejor estado posible (la versión ideal sería precintado) y los que simplemente quieren ediciones jugables y no muestran interés por la caja o aspectos de conservación similares.

Los motivos que llevan a empezar a coleccionar son diferentes, pero el más común (al menos en los que se centran en consolas antiguas) es la nostalgia y el querer recuperar grandes momentos de la infancia y juventud. También hay ciertas ganas de jugar todo lo que en su día se quedo sin hacerlo por falta de tiempo o dinero y que ahora resulta más fácil y cómodo hacerlo. O simplemente muchas veces se mezcla la afición con las ganas de tenerlo todo ordenado y lo mejor posible.

Uno de los aspectos más curiosos es que muchas veces los juegos más buscados no son los mejores de cada plataforma, sino ediciones que tuvieron una tirada limitada o que sólo salieron en alguna región del planeta. Esto nos lleva al controvertido tema de los tan fluctuantes precios. Al no haber ninguna ley, aparte de la de oferta y demanda, los precios digamos que los fijan los compradores, según lo que estén dispuestos a pagar. Recientemente se han podido observar pujas en Ebay que alcanzaron cifras de más de 10.000 dólares por juegos como Stadium Events versión USA de NES o el Air Raid de Atari 2600.  El punto negro son los especuladores que cada vez abundan más e intentan inundar lugares de venta como Ebay con juegos a un precio altísimo. Por eso quizá los mejores lugares de reunión para los aficionados son los foros de algunas páginas de videojuegos y webs dedicadas por completo al coleccionismo, como Beta Zero.

La parte más bonita (aunque no la más entretenida, ya que esta es sin duda jugar a los juegos) es poder observar (o mostrar) las diferentes colecciones que hay en la red. En España poseemos una buena cantidad de colecciones muy destacables que nada tienen que envidiar a las de coleccionistas extranjeros, desde FeelTheByte estamos preparándoos un especial con unas cuantas de ellas para que podáis disfrutarlas. Permaneced atentos.

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.