Maestro! Jump In Music – Nintendo DS –

Maestro! Jump In Music, es un juego musical de plataformas para Nintendo DS, totalmente en castellano, en el que  manejaremos a Presto, una especie de pollo rosa cuyo enemigo, Staccato, ha capturado todas las notas en su cabreo por no haber podido conquistar con su música a Bella, una especie de pollo azul, muy guapa ella. La misión de Presto será recuperar todas las notas musicales y liberar al mundo del silencio.

En este juego comenzaremos con unos tutoriales que, a diferencia de la mayoría, son bastante cortos (además de necesarios), en los que nos enseñarán lo básico para poder empezar a jugar. Más adelante cuando los niveles se compliquen un poquito más, haremos otros tutoriales que nos enseñarán a hacer las otras cosas. Este sistema de dosificar la información me ha parecido genial, porque al contrario que en todos esos juegos en los que te obligan a tragarte un maxi-tutorial con TOOODO lo que tienes que saber hacer a lo largo del juego, esta vez lo han hecho de una forma que impide que se te olvide cómo hacer ciertas cosas cuando estás a mitad del juego ^^.

En Maestro! Jump in Music, no te dan a escoger el nivel de dificultad al comenzar el juego, sino que se te adjudica directamente el modo fácil. Es algo que a mí no me ha importado, porque siempre escojo el modo principiante para empezar a jugar, pero supongo que habrá gente con un talento innato para estas cosas a la que posiblemente el modo fácil se le haga demasiado sencillo.

El juego dispone de 24 temas musicales divididos entre los 6 mundos, al final de cada cual hay un jefe final (que siempre será nuestro archienemigo Staccato, aunque con diferente atuendo según la ocasión) que tendremos que derrotar jugando a una especie de “Simón dice” en el que deberemos repetir la secuencia de sonidos interpretada por el enemigo. El tema musical a interpretar en los jefes del final de cada mundo, siempre es una canción tradicional de algún lugar n_n (¡Y sorprendentemente algunas me sonaban!).

Los temas musicales de los distintos niveles son muy variados y podremos interpretar desde piezas musicales de Beethoven, Mozart o Vivaldi, hasta canciones tradicionales de algunos lugares e incluso la típica musiquilla de El Bueno, el Feo y el Malo o de Los Siete Magníficos. Si a alguien le interesa saber toda la lista de temas la puede encontrar aquí.

Para superar los distintos niveles, debemos seguir el ritmo de la música y rasgar las notas (con el stick) al compás que ésta marque, mientras Presto se desplaza súper feliz y sin parar por la pantalla bidimensional. En nuestro recorrido encontraremos desde cuerdas dispuestas a modo de arpa, hasta cuerdas verdes de mandolina, cuerdas rojas de súper-salto o enemigos cuyas burbujas deberemos explotar en el momento adecuado.

Cada cinco notas perfectas, nos seguirá un pollito super mono (de distinto color según la pantalla n.n) hasta tener un máximo de cinco pollitos siguiéndonos en fila india, pero si fallamos iremos perdiéndolos y si lo hacemos muy mal, acabaran por seguirnos unas notas rojas malignas y no tan monas, que si alcanzan un número muy elevado (cinco o seis) harán que nos salga un game over como la copa de un pino y nos toque reiniciar el nivel u.u.

Sólo se nos dará el nivel por superado si sacamos una puntuación igual o superior a B+, aunque cierto es que el juego es más tolerante de lo que yo pensaba, sobre todo en el modo fácil :). Eso sí, aún en modo principiante, la dificultad del jefe final me parece desmesurada en comparación con la dificultad del resto de jefes y niveles que tiene este modo de juego :S

Cuando superemos el modo historia en mínima dificultad, nos dará a elegir entre el  normal y el difícil (a lo que yo recomiendo escoger el normal) y se nos desbloqueará la opción de cantar (para lo cual hay otro mini-tutorial). Con esta opción activada, podremos entonar con nuestra propia voz la melodía a la vez que tocamos las notas (está vez más seguidas). La verdad es que es todo un detalle haber incluido esta opción, pero a mí no se me ocurre cómo cantar o tararear la 5ª Sinfonía de Beethoven sin parecer un poco lela .__. así que si a alguien se le ocurre activar esta opción, será mejor que esté solo en casa xD.

Una vez superado el modo historia (yo recomiendo al menos intentar hacerlo en dificultad normal, una vez  superado el fácil), si queremos, podemos seguir sacándole partido al juego con estas otras dos modalidades:

  • Lista: Todas las pantallas con los temas musicales que hayamos desbloqueado en el modo historia, quedarán guardadas en este modo para que podamos superar nuestras puntuaciones cuando queramos.
  • Libre: El modo de juego libre, nos premite simplemente disfrutar de los diferentes niveles con sus piezas musicales, sin puntuaciones ni nada que nos marque cuándo debemos tocar cada nota. También podemos seleccionar la velocidad y los instrumentos que queremos que suenen. Aunque la verdad es que a mí esta modalidad me parece un tanto aburrida .__.’

La verdad es que Maestro! Jump in Music, es un juego que me ha gustado bastante… Incluso me atrevería a decir que mucho. Pero el modo historia me ha parecido MUY corto y a mí, personalmente, es la parte que más me gusta siempre de los juegos :/ por eso creo que podrían habérselo currado un poquito más y haber añadido, no sé… 6 mundos más; porque lo cierto es que el juego se hace cortísimo. Aunque eso sí, sin duda alguna si os gustan los juegos musicales y/o los de plataformas, Maestro! Jump in Music es una opción estupenda para pasar un rato muy entretenido ^^.



¡Os dejo un video para que veáis cómo es! 🙂

8 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.