Madworld, Análisis Wii

Después de pasarme Bayonetta en modo normal y perder la paciencia en modo difícil, me decidí a probar otro de los títulos de Platinum Games, Madworld. Sí, es un juego para Wii y tengo que decir que de vez en cuando salen títulos que merecen la pena comprarlos en la consola preferida de LeChuck, así puede que consigamos que no publiquen tanto juego casual y colorido. Soy uno de esos que se ha comprado el juego original (390.000 unidades vendidas) y después de jugarlo durante unos días, me decidí a hacer el análisis del estreno de Platinum Games en esta generación para esa consola blanca, virgen y casual llamada Nintendo Wii, que sé que más de uno la tiene de atrapa polvo si es que no la ha vendido ya.

Es un juego violento y sangriento con un PEGI +18 en la carátula, por esto papás y mamás, aunque sea un juego de Wii, no se lo compréis a vuestro hijo menor de edad, que luego nos extrañaremos de su comportamiento y lo más fácil será atacar a los videojuegos y aplicar censura antes que vigilar de cerca lo que hace nuestro hijo.

Let the game begin

La ciudad de Varrigan city, emplazada en una isla, ha sido tomada por un grupo terrorista cerrando todos los accesos a la ésta. Nadie puede entrar ni salir de la ciudad y por si esto fuera poco, han esparcido por la ciudad un veneno que en 24h matará a toda persona residente en la isla. La única manera de liberarse de la muerte segura por el veneno, es matar a una persona y cuando se cumpla tal premisa, se le entregará la vacuna correspondiente para salvarse.

Aprovechando el marco de la situación, deciden montar un concurso en televisión llamado Death Watch, donde el más fuerte sobrevive y el débil se convierte en una excusa para conseguir puntos de la manera más macabra posible. Este concurso, como cualquier concurso que se precie de la tele-basura diaria, tiene patrocinadores para los concursantes  conocidos como Killseekers. Estos proporcionan armas y gadgets a cambio de quedarse con los beneficios de las apuestas que generan los Killseekers.

El juego empieza cuando el patrocinador conocido en un principio como XIII, pierde a su último concursante y necesita alguien a quien patrocinar y ese alguien es Jack Cayman, un machote musculoso con una motosierra en su brazo derecho. Jack es un personaje del cual no sabemos nada al principio, pero a medida que avanza el juego iremos averiguando por qué entra a participar en Death Watch, a parte de por las ganas que tiene de sacarle punta a su motosierra y a usar la imaginación para acabar con la basura que queda en Varrigan City.

Como véis la historia es un tanto macabra y surrealista, marca de identidad de Platinum Games, pero está muy bien llevada y te mantiene enganchado lo suficiente para querer llegar al final del juego para averiguar su desenlace.

La originalidad tiene su recompensa

La mecánica de Madworld es sencilla, cada fase es una parte de la ciudad y se nos presenta como un escenario cerrado en el que para poder finalizarlo, deberemos conseguir una serie de puntos que nos desbloquearan nuevos objetos, retos y por último la batalla con el jefe final del escenario. La duración de los escenarios dependerá de las ganas de descargar adrenalina que tengamos, pero no pasarán de los 30 minutos ninguno de ellos.

La gracia reside en cómo conseguir esos deseados puntos y ahí es donde entra en juego nuestra imaginación y nuestra faceta más macabra. Para conseguir los puntos debemos matar a los enemigos que van apareciendo en el escenario, pero no basta con repartir puñetazos y cortarlos con la motosierra de diferentes maneras, eso da pocos puntos, para conseguir un mayor número debemos realizar diferentes combos de tortura. No es lo mismo lanzar un enemigo a un muro de pinchos, que lanzarlo con una señal de tráfico clavada en la cabeza y mucho menos si le clavas dos señales y le ensartas un neumático.

Para conseguir más combos los escenarios son totalmente interactivos, con paredes de pinchos, ganchos donde colgar a los enemigos cual morcilla malagueña, señales, farolas, candelabros que ensartar a los enemigos, botellas de cava que si agitamos y se las metemos en la boca a los enemigos, saldrán disparados dándonos una suculenta cantidad de puntos… cualquier cosa que se os ocurra, se puede hacer en Madworld.

Os dejo un vídeo a modo de ejemplo que vale más que mil palabras.

Quisiera hacer una mención especial a los BloodBath Challenge, son macabros minijuegos que nos encontramos en cada escenario, en los que se nos presentaran diferentes desafíos que debemos conseguir para acabar con cuantos más enemigos mejor y obtener más puntuación. A medida que superamos estos desafíos, se desbloquean en el modo multijugador. El modo multijugador se basa en competir con un amigo/a para ver quien consigue más puntuación en estos desafios sangrientos. Esta es toda la opción multijugador que nos ofrece Madworld y se echa de menos un modo historia multijugador cooperativo, lo divertido que sería repartir a dobles como en los mejores tiempos y si fuera online ya sería la leche, pero estamos hablando de Nintendo. Estos desafios están presentados con gracia por Black Baron y Mathilda y como podéis ver en el vídeo, no me gustaría estar en la piel de BB.

Levántate del sofá

Uno de los handicaps que puede tener el hacer un port de Madworld a otra consola de sobre mesa, es la adaptación del control. El control está pensado y diseñado para el Wiimote y el nunchuk. Con el stick del nunchuk movemos a Jack, con el botón Z saltaremos y si agitamos el nunchuk, esquivaremos los ataques de los enemigos. Con el botón A del Wiimote pegaremos puñetazos y agarraremos a los enemigos o a los objetos del escenario, con el gatillo B, pondremos en marcha nuestra sierra mecánica y si agitamos el Wiimote, rebanaremos a nuestros enemigos con la sierra, que cuando la activas, por el altavoz del Wiimote se escucha el sonido de ésta.

En Madworld no estás quieto y es de los pocos juegos que para matar a un enemigo de final, me he levantado del sofá, que ni en Wii Sports lo he hecho. Aquí también tenemos minijuego de batear, pero en este caso es para clavar enemigos en una enorme diana 😉

En las luchas con los jefes finales, para acabar con ellos, será necesario realizar como una especie de Quick Time Events, moviendo tanto el Wiimote como el nunchuk con unos movimientos lógicos.

Uno de los puntos “negros” del juego es la cámara, de la cual no tenemos el control y en ocasiones queremos mirar a nuestro alrededor para atacar algún enemigo que “pulula” por detrás y no podemos. El otro punto “negro” es el control, que a veces no responde como debería y suele fallar en los momentos críticos, sobre todo el botón A para coger objetos, que aunque estés encima del objeto, si no aparece “Pulsa A” no lo coge y te vuelves loco para cogerlo.

El color de la violencia

Los gráficos de Madworld están hechos en Cell Shading y totalmente en Blanco y Negro. Los únicos colores que hacen acto de presencia son el amarillo para indicar las acciones/onomatopeyas y el rojo para mostrar la hemoglobina que salpicará el escenario. Todo el juego parece un comic sacado de Sin City y esta estética le queda de lujo. Los gráficos tienen un alto nivel de detalle, tanto los escenarios como los personajes y todo el conjunto se mueve con bastante fluidez a excepción de las fases en la que controlamos una moto,  en la que el “motor” del juego petardea bastante. Las imágenes que podáis ver no hacen justicia al juego, hay que ver el juego en movimiento y si puede ser en un televisor grande, que al ser en blanco y negro, a veces cuesta distinguir las cosas. Lo que no tiene perdón y no entiendo por qué ni quién ha decidido esto, es que el juego ha salido a una resolución de 576i cuando Wii es capaz de mostar gráficos a 480p ¿Será porque se encontraron con que la potencia de Wii es limitada y tuvieron que bajar la resolución?

Gánate el corazón de los telespectadores… Arráncaselo al enemigo

Humor en Blanco y Negro

El juego es un concurso televisivo y como buen concurso necesita unos comentaristas a la altura. Durante todos los niveles dos comentaristas narrarán todo lo que vamos haciendo, añadiéndole un toque de humor negro y macabro a las situaciones. A mí me han recordado a los comentaristas de Humor Amarillo, pero un poco más cabrones con sus comentarios, dignos de escuchar algunos de los que sueltan.

El juego tiene una extraña mezcla de audios, los comentarios están en castellano, cosa que agradezco a SEGA, pero el resto del juego está en perfecto inglés subtitulado en castellano eso sí, muy bien doblado, pero no entiendo esa media inversión en el doblaje del juego. La banda sonora que nos acompaña es una mezcla de rock duro y hip hop muy acorde con el juego y la acción. Platinum Games cuida sus juegos en todos los niveles y en Madworld  se nota, igual que en Bayonetta.

Total…

Madworld fué una apuesta arriesgada por parte de Platinum Games y SEGA, por su temática, sus gráficos y la plataforma en la que se publicaba, por lo que si lo vemos de esta manera, es normal que vendiera muy pocas unidades, pero es un juego que se merece una oportunidad por parte de los jugadores hardcore ya que divierte y entretiene, que es el objetivo de un videojuego. Es un juego corto que podemos intercalar entre cualquier juego. En 4 o 5 horas los podemos acabar y pensaréis ¡Qué corto! Y os tendré que dar la razón, pero creo que tiene a duración justa, más, lo hubiera convertido en un juego aburrido y monótono.

Sí que es cierto que puede que penséis que el juego es un poco gore y sádico después de haber leído el análisis y haber visto algún vídeo, pero la estética, la absurdidad y lo poco creíble de las situaciones del juego, consigue mantener el equilibrio y no convertirse en desagradable. Yo me lo he pasado y en ningún momento quiero clavar una señal de tráfico en la cabeza de nadie y meterlo en un barril de obra en llamas, eso sí, si algún día hay una infección Zombie alejaos de mí, que he adquirido mucha imaginación gracias a Madworld 😉

7 comentarios

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay resumen disponible para esta anotación…

  • Egleuterio dice:

    Creo que de largo es el mejor titulo de third party en la Wii, pero precisamente eso, que sea de Wii, hace que aun no me dieran ganas de jugarlo, pese a que la estética me encanta…
    Gran análisis, me dan ganas de jugarlo y todo XD

  • Den dice:

    Mierda, tus análisis (cuando el juego te ha gustado) provocan realmente que apetezca comprarlo irremediablemente.

    ¡Joder que bien suena todo!

  • Dante dice:

    Es que los últimos análisis que he hecho son de juegazos y lo único que quiero plasmar en ellos es lo que se encontrará la gente en el juego. Es cierto que a veces pienso que estoy vendiendo el juego, pero es que si me ha gustado no puedo evitarlo :p
    A ver si el próximo juego que analizo es un truñazo y consigo plasmarlo en el análisis 😉

    A ver si los jugáis y me decís si os he engañado o no.

  • Retro Zombie dice:

    Es un juegazo, se me hizo por eso un poquito corto -aunque intenso- y sobre todo el humor negro y cachondeo que destila en todo momento.

    Los comentaristas son cojonudos, sobre todo uno de ellos al que se pasa todo el rato contando sus lesiones cuando participaba en el torneo y no se como sigue vivo.

    Una joya.

  • Andresito dice:

    Es que es un juegazo. =D

  • Es cierto que a veces pienso que estoy vendiendo el juego, pero es que si me ha gustado no puedo evitarlo!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.