Dragon Age, Análisis Xbox 360

Mundos fantásticos, luchas encarnizadas, magia, cientos de personajes, miles de historias… el género de rol clásico es tan emocionante como escaso en las consolas de sobremesa, ya sea por dificultad para trasladarlo del mundo del PC, por unas posibles malas ventas o bien porque el resultado no es el deseado.

xbox360

Dragon Age viene de la mano de Bioware, creadores del más que notable Mass Effect, dispuestos a rellenar un hueco que no acaba de ser ocupado por nadie, el trono de los juegos de Rol Clásico en consola. Hoy os presentamos nuestro humilde análisis, esperando ante todo que os sea útil.

Historia y más historia:

Cuando la gente dice que Dragon Age es un juego de rol clásico que incluso se plantea como sucesor de Baldur’s Gate (un referente del género) no lo dice porque sí. La cantidad de documentación que podemos encontrarnos a a lo largo del juego, sumado a los diálogos y a los diferentes ramos de la trama, nos da para escribir el Quijote entero y darle la vuelta.

Libros, notas, pergaminos, diarios, cualquier papel que nos encontremos en el juego puede contarnos desde la vida de la hija secreta del rey, pasando por el diario de un hechicero resentido y acabando por las últimas palabras de alguien que va a morir y tiene la esperanza de que se lea. Es realmente abrumadora la cantidad de documentación sobre el mundo, los hechos o los personajes que ha creado Bioware en Dragon Age y que podemos encontrarnos y leer en el juego.

dragon-age-origins-054

Si queréis saber cuál es el argumento o historia de Dragon Age os diré que ese termino es demasiado “pequeño”, este juego lleva dentro 100 juegos más, historias que podremos simplemente leer, historias que podremos vivir nosotros mismos o historias que podremos cambiar. ¿La principal? El típico y tópico argumento de evitar el fin del mundo, sin embargo la curva del interés argumental es ascendente y acompaña nuestro progreso del personaje. No os quiero revelar ningún detalle de la misma porque ciertamente merece la pena encontrársela, simplemente diré que empieza realmente floja (en mi caso incluso muy desmoralizante), pero a medida que nos van dando más libertad de acción se torna más interesante y emocionante, cumple las expectativas con creces.

A lo largo de nuestra aventura viviremos en directo la madurez de nuestro grupo y por el camino conoceremos a muchas personas, pueblos y criaturas y cambiaremos la vida de mucha gente. La gracia de esto, es que depende enteramente de nosotros.

Ambientación:

Una buena historia hace maravillas, pero si la ambientación acompaña se puede llegar a convertir en épica. Bioware conoce perfectamente esta afirmación y Dragon Age no iba a ser menos. Existen varios aspectos que se han tratado para darle un aspecto más cinematográfico al conjunto:

– La cámara: Como os he comentado antes Dragon Age tiene lineas y lineas y más lineas de texto con argumento que leer y esto, si no está correctamente llevado puede llegar a ser exasperante. La solución (o apaño) pasa por añadirle un envoltorio como el juego de cámaras. En las conversaciones de personaje a personaje las cámaras irán variando de uno a otro cambiando de altura, inclinación, enfoque, etc. como si de una película se tratara para que el plano no se haga monótono con tanto texto.

dragon_age_origins_1nosologeeks
– La música: Hay dos tipos de batallas en los videojuegos, las aburridas y las emocionantes. Para conseguir lo segundo en Dragon Age han optado por hacer que cuando aparezcan enemigos o nos encontremos en un momento tenso de la historia, se acompañe el sentimiento con música peliculera de fondo, y para qué vamos a negarlo, funciona.

– El doblaje: Sí, Dragon Age viene perfectísimamente doblado… al Inglés. Si bien es cierto que muchas veces es preferible dejar el original para mantener la calidad, en este caso es una verdadera lastima, con tantas horas de diálogos se hace ciertamente tedioso tener que leerlo todo mientras que la gente conocedora del idioma disfrutarán este aspecto como un extra, los que no van a cargar con una importante lacra.

Tu propia aventura:

Como os he comentado antes en Dragon Age nuestras decisiones determinarán el curso de la historia, con esto me refiero a que el juego nos plantea a la mínima una situación en la que debemos tomar una decisión, de dicha decisión dependerá lo que pase a continuación y puede llevarse consigo toda una serie de consecuencias en el resto de nuestra historia.

screenshot_03

Existirán una serie de variables que determinarán la historia que vamos a “construir” alrededor de nuestro personaje y lo cierto es que se plantean de manera muy clara al jugador, la ingente mayoría de veces que tengamos que tomar una decisión importante tendrá que ser drástica, o cara o cruz. Este aspecto permite que cada partida pueda convertirse en una totalmente diferente a la anterior, la manera más sencilla de comprobarlo es comentando a medida que avanzas en el juego con otro amigo que lo tenga, os sorprenderéis de comprobar lo diferentes que pueden llegar a ser las partidas.

A modo de ejemplo y sin tener que estropearos nada del juego, os diré que la primera “pantalla” del juego trata de jugar el pasado de nuestro personaje, según el mismo seremos de una manera u otra y tendremos unas motivaciones u otras a lo largo de nuestra aventura. Pues bien, esta historia previa no la podemos escoger, es aleatoria para cada vez que se inicia una partida con un personaje, el resto os lo podéis imaginar. No es lo mismo que seamos un hijo de reyes que quiere vengar al asesino de nuestra familia que ser un pobre plebeyo que busca convertirse en alguien, nuestro pasado tendrá mucho que ver en el resto de nuestra aventura.

screen1_large

Partiendo de esa base podemos hacer que el personaje se comporte a nuestra voluntad, que sea bueno o malo, que sea honesto o mentiroso, que sea cruel o bondadoso… y las personas con las que interactuemos responderán en consecuencia. Ciertamente este es el punto más importante de todo buen juego de rol que se precie, el darnos la libertad de responder como queramos. Dragon Age nos marca las pautas al principio de la aventura, pero luego nos deja ser nosotros mismos los que decidamos qué hacer y cómo comportarnos ante las situaciones que se nos planteen. Sin duda alguna, su punto fuerte y algo que ya viene siendo costumbre en los títulos de Bioware.

Gráficos:

Uno de los puntos que se le pueden achacar al juego es el de la irregularidad en sus gráficos, parece mentira que después de hacer lo que hicieron con Mass Effect (es inevitable la comparación) en ocasiones los escenarios tengan tan poco detalle y los personajes sean tan inexpresivos. Cuando digo irregular me refiero a que hay algunos que realmente se ven fantásticos y tras atravesar una puerta nos llevemos un chasco.

Es cierto que los escenarios son grandes, pero también sufrimos de un tedioso tiempo de carga cada vez que atravesamos una puerta que cambie el mapa, también es cierto que tienen muchísimos elementos en pantalla pero a estas alturas sigue sin ser una excusa. No pretendo desmerecer el gran trabajo que han hecho dándonos la oportunidad a los jugadores de consola de disfrutar de un juego ideado para PC (donde los gráficos no tienen nada de qué avergonzarse) sin embargo considero que este aspecto podría haber sido mejorado.

dragon-age_1

No me mal interpretéis, los escenarios son variados y ricos en detalle, viajaremos a multitud de sitios, pueblos, cuevas y algunas localizaciones realmente envolventes y sorprendentes, sin embargo la edición de PC deja totalmente en pañales a la de consola.

A pesar de ello, cumplen con su cometido y no llegan a una mediocridad molesta que nos impida disfrutar del resto de bondades del juego. De hecho tiene algunos detalles realmente fantásticos, como el hecho de que los personajes queden manchados de sangre después de una batalla, los espectaculares efectos de los ataques mágicos, así como las épicas batallas con enemigos gigantescos.

Jugabilidad:

La creación de nuestro personaje se realiza a través de un editor que nos permite retocar cada mínimo detalle del rostro que en un principio debería ser capaz de reproducir una cara real, lo cierto es que yo he sido totalmente incapaz y siempre me salia una cara horrible por lo que al final opte por utilizar uno predefinido y cambiarle el pelo. Con esto lo que quiero decir es que tanto si quieres ponerte a hacerlo en profundidad como si lo que quieres es ir al grano el juego te lo permite.

Podemos escoger entre 3 razas, Humanos, Elfos y Enanos y si me preguntáis como están colocados cada uno en este mundo fantástico, os diré que todos tienen una historia deprimente. O son esclavos o han sido desterrados o son unos exiliados o han tenido un horrendo pasado. Pocas veces os encontrareis con un juego de rol en donde no queráis cogeros una mezcla de todas las facciones porque son buenas en algo, aquí todas son ciertamente deprimentes y personalmente la elección inicial se me antojó bastante complicada

dragon-age-origins-awakening-screenshot

A diferencia de la versión PC, donde podemos jugar como todo juego de rol clásico con un punto de vista aereo, en consola jugaremos en todo momento en tercera persona, con la camara a nuestras espaldas. Para gusto los colores ciertamente, pero hablando desde el punto de vista de la efectividad, cada caso está adaptado a su tipo de control, con ratón es preferible la vista aérea para seleccionar personajes y ejecutar acciones más rápido y con mando la vista trasera es la más intuitiva de controlar.

Muchas personas suelen escandalizarse ante la idea de portar un juego que está pensado para jugar con ratón y teclado al mundo del mando, básicamente  porque no se suele jugar cómodamente cuando tienes que trasladar la precisión o el modo de jugar apuntando con el ratón. En el caso de Dragon Age los controles son sumamente sencillos y en mi opinión están correctamente implantados, no nos pondrán demasiadas dificultades a la hora de realizar cualquier movimiento y disponemos de varias maneras de lanzar hechizos y habilidades, tomarnos pociones o utilizar objetos, mandar ordenes al equipo… con apenas dos pulsaciones de botón.

Por otro lado en Dragon Age no vivimos la aventura solos, sino que siempre iremos acompañados de tres compañeros en nuestra aventura. A lo largo de la historia iremos reclutando gente (si queremos) pero sólo podemos llevar a cuatro simultáneamente… y controlar a uno de ellos. De nuevo en este caso podemos decir que se ha implantado de manera correcta y es sumamente sencillo cambiar de personaje en tiempo real durante una batalla. Sin embargo y como es evidente, la ausencia de un ratón y de una cámara aérea provoca que las ordenes individuales a los personajes sean más lentas y dificultosas en medio de una batalla.

dragon-age-origins-6

Estaréis pensado ¿y qué sucede con el resto cuando no los controlamos? pues básicamente siguen las pautas que les hayamos configurado. Existe una opción en el menú desde donde podemos indicarles cómo queremos que se comporten frente a X situaciones, dicho de otra manera… programar su manera de actuar. De esta manera podremos hacer que la maga curativa reaccione cuando alguien tenga menos del 50% de vida, que el guerrero con escudo active la defensa contra flechas cuando detecte arqueros y que la arquera cambie a una arma cuerpo a cuerpo cuando se le acerque un enemigo. Como veis poco queda para la inteligencia artificial, los personajes no se van a salir de lo que les hayamos dicho que hagan bajo ningún concepto por lo que olvidaos de que el compañero os salve milagrosamente antes de que os maten si no se le ha predefinido que lo haga.

Por otro lado también podemos encontrarnos con problemas a la hora de moverse y colocarse en el lugar correcto. Como no tienen apenas inteligencia artificial y los personajes no pueden atravesarse, si nos encontramos en un pasillo estrecho y hay alguien tapando, el personaje que está detrás no podrá pasar, pero lejos de buscar la alternativa (como dar la vuelta por el otro lado) observaremos como se queda caminando constantemente chocando con el de delante. Es decir, que muchas veces acabaremos frustrados teniendo que cambiar de personaje para colocarlo en la posición correcta cuando deberíamos estar pensando en la estrategia, lanzando magias, curando al otro o vete tú a saber qué. Y es aquí donde encontramos la mayor limitación del control frente al teclado y el ratón, controlar a un equipo de cuatro con todo lo que ello conlleva es infinitamente más sencillo si no estuviéramos usando un mando; se han implantado los controles bien, pero hay situaciones en las que se evidencia la carencia de precisión y velocidad.

dragon-age-origins

Por ultimo y como puntilla final a la jugabilidad, no alcanzo a comprender cómo es posible que en un juego de este calibre no se nos permita hacer algo tan nimio como atravesar un charquito de agua de dos palmos que se cruza en nuestro camino… ¡Un charquito de agua! No estamos hablando de las típicas limitaciones del mapa disimuladas con un lago o una montaña (que evidentemente también las tiene), estamos hablando de un mísero charco de agua que se encuentra en medio de un camino por el que estamos avanzando y que tendremos que bordear inevitablemente, porque por alguna razón no lo podemos pisar. Y como esta, unas cuantas otras limitaciones absurdas al movimiento sobre el escenario, baches, piedras y en definitiva, cualquier cosa que no sea completamente lisa y no sea agua. A cuadros me he quedado.

La apuesta por llegar a un público más amplio:

Todos sabemos que hoy en día los juegos pretenden abarcar el mayor número de público posible, esto generalmente se traduce en unos retoques para que el juego no sea tan complejo de controlar o tan difícil de superar, amén de añadir ayudas por aquí y por allá. Dragon Age se ha apuntado al carro de no quedarse únicamente con los amantes de los juegos de rol profundos y complejos y añade ciertos aspectos que simplifican las cosas o las hacen más sencillas:

– Un punto tan criticado como extraño de ver en este tipo de juegos es que después de cada batalla, los personajes recuperarán la vida al completo (incluso si han muerto en el combate) de manera inmediata y sin penalización alguna (si han muerto tendrán una herida que puede ser curada con pociones). Este pequeño aspecto provoca que la dificultad del juego sea reducida considerablemente y que el jugador prácticamente se tenga que despreocupar de este aspecto durante todo el inicio del mismo. Una vez avancemos en la historia, las batallas empezaran a requerir de algo de estrategia, pero hasta entonces se tornan una nimiedad.

– En todo juego de rol puro que se precie, iremos ganando experiencia de las batallas y llegados a cierto punto, subir de nivel repartiendo en nuestras características y habilidades de personaje una serie de puntos que permiten personalizarlo y mejorarlo a nuestro gusto. No es un misterio que las personas que no están acostumbradas, generalmente no saben donde les conviene repartir esos puntos o qué habilidades escoger. Para ello, Dragon Age permite con tan sólo una pulsación de botón que sea el propio juego el que decida por ti y reparta de manera equitativa y coherente los puntos.

Foto Dragon Age- Origins

– A la hora de plantearnos a dónde vamos a dirigirnos, qué misión vamos a hacer o qué parte de la trama queremos averiguar, Dragon Age hace uso de los personajes que nos acompañan en la aventura para repasarnos todo lo que tenemos pendiente y sugerirnos nuestro próximo destino. Es decir, que siempre que estemos desorientados podemos parar a charlar con nuestros compañeros de grupo y sugerirles que nos aconsejen. Por supuesto, siempre podemos ignorar las sugerencias de los mismos, pero a los jugadores desorientados les será de gran ayuda.

– Otro aspecto que se ha añadido y que en mi opinión es muy favorable para cualquiera, es la posibilidad de comparar los objetos del equipo entre sí. Es decir, pongamos el caso de que en una misión hemos recogido unas cuantas armas y armaduras y queremos ver si alguna es mejor que la que llevamos, con una simple pulsación de botón en el menú la pantalla se partirá en dos mostrándonos en un lado la que tenemos equipada y en otro la que estamos observando, fácil, rápido e intuitivo.

– Como último punto a destacar que pone las cosas más fáciles nos encontraremos con la flechita en el mapa que nos indica hacia donde debemos dirigirnos cuando hayamos marcado una misión como activa. De esta manera es imposible perderse ni desorientarse si nos hemos despistado después de una batalla o no tenemos muy claro hacía donde nos dicen que tenemos que ir.

En conclusión:

Hoy por hoy y en consola, Dragon Age es el mejor referente del rol clásico que podemos encontrar,  por extensión, argumento y posibilidades. Un juego que si nos ponemos a jugar en profundidad, nos puede dar entretenimiento para meses. Dicen por ahí que tiene más de 100 horas de juego y lo cierto es que si quieres, perfectamente puedes hacértelas y que no hayas repetido ninguna misión.

Si a eso le sumamos que tenemos tres posibles razas que escoger (con diferentes posibles orígenes) y cientos de subramas de los argumentos debido a nuestras decisiones, ciertamente merece la pena su adquisición.

Ahora bien, este juego ha sido ideado para ser jugado y disfrutado en PC, si lo que buscáis es buen rol para consola y no tenéis un ordenador que sea capaz de ejecutarlo, Dragon Age será una buena compra aún con sus limitaciones, sin embargo si tenéis PC y consola, haceros con él para PC sin pensarlo dos veces, ganaréis una barbaridad en gráficos y en jugabilidad y eso se traduce en una mejor experiencia de juego global.

Lo cierto es que si bien no me esperaba encontrarme con los fallos gráficos y jugables, la historia y las posibilidades del juego acaban compensado sobradamente estas carencias, pero si no las tuviera sería un juego absolutamente soberbio y sin una sola pega.

6 comentarios

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay resumen disponible para esta anotación…

  • D_Skywalk dice:

    Gracias por el artículo, tampoco era tan largo compa :*

    Hablando ya del juego, pues un poco decepcionante para un jugador rolero desde Akalabeth, que la muerte de algún componente te den un poco igual (no especificas si lo de revivirlo tiene alguna justificación o no).

    Que la IA sea inutil es casi normal, pero en consola se agraba por el tema del control, quizás una mínima IA de busca posición como dices y algo más no hubiera venido de mal :/

    Que los gráficos sean algo más pobres que PC me da igual, si por contra no tengo que molestarme con configuraciones, drivers, windows y toda esa [email protected] :*

    Me ha gustado mucho el tema de la variedad argumental e histórica, aunque antes que haber puesto un random en el inicio del personaje, quizás añadiendo unas preguntas iniciales pudiendo añadirle un toque inicial más a tu gusto al personaje.

    Solo leyendo tu comentario parece un RPG a medio camino y por lo tanto del montón. Seguiré esperando ese RPG Clásico/Fántastico hardcore para consola 🙁

    Un Saludo 🙂

    • Den dice:

      La muerte de cualquier componente en batalla implica que al final de la misma será resucitado instantáneamente y con la vida al completo. Únicamente tendrá una herida que le aplica negativos y puede ser retirada utilizando una poción curativa.

      Efectivamente, como indico no es que la IA sea regular, es que no la hay, aplicamos “scripts” de comportamiento y no van a salirse de ahí.

      Los gráficos tienen altibajos pero ya digo que no son como para hundir por tierra todo lo demás.

      Coincido contigo en el tema del inicio del personaje, aunque de este modo tenemos el factor sorpresa y es menos previsible a la vez que interesante.

      Del montón no es ciertamente, pero tampoco es un juego de rol tan profundo como los grandes del género. Gran parte de “culpa” la tiene lo que menciono de hacerlo llegar al gran público. De todos modos insisto en que es un juego muy satisfactorio de jugar y en PC gana muchísimos enteros.

  • D_Skywalk dice:

    Es que podia tener una aletoriedad dentro de tu elección igualmente, bueno realmente eso no es un defecto en sí. Solo una feature 😉

    Para mi si tiene ese tipo de “desafio” pasa a ser un RPG con buen argumento pero del montón. Personalmente creo que si le quitas el reto a un RPG, le quitas su esencia:
    – Si me llevas por el camino con una flecha para el siguiente objetivo para que no me pierda de la manita.
    – Si la muerte de algún compañero durante los combates es poco menos que leve polvillo en mi hoja de personaje.

    Total, si a un RPG le quitas los acertijos que te hagan usar la masa gris y las batallas son meros tramites con poca tensión. Te queda un juego con una historia seguro que interesante, pero insulso, por tanto personalmente del montón.

    Un Saludete del taliban del JDR ;*

  • wabo dice:

    Me han llamado la atención lo de la historia de los personajes (todos emos) y lo de los charcos. Que en el 2010 sigan pasando estas cosas da que pensar. No me convence, por otro lado, el diseño de escenarios y personajes, muy convencionales (aunque a lo mejor precisamente ese es el objetivo).

    ¿El pecado de DA? Quizás que se haya hecho tan asequible que no llegue a suponer un verdadero reto, el no haber sabido conjugar dificultad con usabilidad.

    No lo se, solo se que no pinta mal.

  • Laocoont dice:

    Un juegazo, que en el poco tiempo que dispongo últimamente me dedico a darle sablazos a Entes Tenebrosos….me encantó el análisis.

    Gracias por el apoyo…y ya sabes si algún día abres un concurso de relatos allí me verás…jejeje…el primero!! Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.