Homenaje a la evolución de los gamepads

Aquí os presento la evolución (que vista así, la verdad, impresiona!) de este compañero infalible de todo buen videoconsolero: el gamepad, mando, control o cualquier otro mote a cargo de su dueño =). Y, como no, empecemos por el principio.

En 1977 sale a la venta la Atari 2600, acompañada por un par de joysticks digitales, que tenían dos ejes y un botón de fuego, y los paddles, que contaban con una rueda unida a un potenciómetro que permitía una rotación de 360º, con la que podíamos movernos por la pantalla. El paddle adquiere este nombre debido al primer juego en usarlo: el Pong, ya que las raquetas comúnmente eran conocidas como paddles.

Más tarde, las consolas Atari conocerían distintos gamepads, los cuales añadirían desde un control de mando de cuatro vías y algún botón de fuego extra, hasta los botones “Pause” y “Option”.
Damos un salto en el tiempo y nos encontramos con el mando de la NES, objeto de culto para algunos y símbolo de toda una generación. En 1985 se da a conocer este gamepad dotado con un PAD direccional en forma de cruz, los ya clásicos botones de “Start” y “Select” y, a la derecha, los botones A y B; tiene como pega su forma rectangular, que llega a ser incómoda si se usa durante bastante tiempo.

Debido a esto, Nintendo elige para su próximo gamepad un diseño más redondeado. Aparece así, 5 años más tarde, el mando de la SNES, que cuenta con dos nuevos botones a la derecha (Y y X) y dos teclas adicionales en la parte superior (R y L), ideales para hacer combinaciones con los botones.

Por su parte, en 1994, Sony saca su primera consola. Al mando (de color gris) le crecen “cuernos”, que se adaptan bastante bien a las manos, y tiene dos nuevas teclas (R2 y L2). Más tarde, tras la venta de juegos en 3D, Sony añadiría a este mando dos controles analógicos, uno para el movimiento y el otro para observar el entorno del juego. Además, esta nueva versión llamada Dual Shock vendría con la función del vibrador incorporada.

Pero este mando no fue el primero en añadir esta función, sino que fue el de la Nintendo 64, que gracias a los puertos de extensión permitía la colocación de accesorios como el Rumble Pack (lo que le hacía vibrar). Además este gamepad nos daba la opción de tres formas de agarre, para los distintos tipos de juego.

El mando de la Play Station 2 mantiene el mismo diseño que su predecesor, cambiando el color (ahora negro) y algunos aspectos internos. Así, nos encontramos con que la mayoría de los botones son sensibles a la presión que ejercemos sobre ellos (lo que abre nuevas posibilidades en los juegos).

La PS2 de Sony compite con la Game Cube de Nintendo, que presenta un primer mando de color morado en el que juega con la posición de los botones, intercambiando uno de los joysticks analógicos por el PAD digital.

A esta competicion se añade la primera consola de Microsoft, la Xbox, con un gamepad bastante grande que no tarde en ser re-diseñado para disminuir su tamaño. En este mando tambien se atreven a modificar la disposición de varios de los botones y añaden otros dos, blanco y negro.

Microsoft va más allá y saca la Xbox 360 tres años después de la primera versión de esta consola, dando pié a la 7ª generación. Con ello un nuevo control de color blanco, de aspecto mucho más estilizado e inalámbrico. Desaparecen los botones blanco y negro y, en el centro, la X del logotipo indica con una luz a cuál de los cuatro jugadores pertenece el mando.

Sony no se queda atrás y, junto a la tercera de sus Play Station, intenta sin éxito dar un nuevo diseño con forma de boomerang al gamepad. Vuelve entonces al antiguo diseño del Dual Shock 2, claro que con varias mejoras. El nuevo mando recibe el nombre de SixAxis por su sistema de seis ejes de alta precisión. Es inalámbrico y utiliza una batería que dura apróx. 30 horas y se recarga uniendo el controlador a la consola vía USB. Posee un sensor de movimiento y la nueva versión (al principio no tenía) también cuenta con la posibilidad de vibración.

Diseño “Boomerang” oficialmente retirado.

Y para terminar mi favorito, otro de los competidores en esta 7ª generación. Ahora es Nintendo la que quiere innovar, y para ello saca al mercado la Wii, con un mando de color blanco que rompe con todos los esquemas. El Wiimote, el cual funciona con dos pilas del tipo AA (para mi, su única pega), envía a la consola información sobre su situación en el espacio (es sensible al movimiento) a través del Bluetooth, permitiéndonos así un amplio abanico de posibiladades de juego inéditas hasta el momento. Posee una memoria interna en la que se pueden guardar ciertos datos y ser usados en otras Wii. En su interior incluye un altavoz independiente al sonido que emite la consola, lo que abre la posibilidad de obtener información adicional. También dispone del modo vibración, que puede activarse o desactivarse desde el menú. El Wiimote permite la conexión de varios accesorios, entre ellos el Nunchuk, que cuenta con un botón analógico y dos digitales.

Nada más, de momento… =).

7 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.