Análisis Singstar vol2 (PS3)

La exitosa franquicia del London Studio vuelve a ver una secuela, la primera en PS3, para que le demos caña a los micrófonos de nuevo.

Singstar vol 2

Canciones 2.0

La historia se repite, Singstar vol2 llega a PS3 aunque sin mucho sentido. Tiene, igual que la primera parte, una muestra de canciones variada y para todos los gustos, cosa que se ha evitado en PS2 últimamente ofreciendo karaokes temáticos para los amantes de la música latina, el rock, los años ochenta… Las características de PS3 suplen esa necesidad de sacar expansiones, ya que por euro y medio se podrán comprar canciones, además de packs temáticos o de artistas. Con todas esas funciones, no es para nada necesario poner a la venta una segunda versión del juego en PS3, cosa que el título demuestra sobradamante. Como viene siendo habitual en la saga, la lista de canciones de la versión española es diferente de la original e incluye muchos temas en la lengua de Cervantes.

Las treinta canciones que incluye la edición española son las siguientes:

  • Merche – Cal y arena
  • Miguel Bosé con Bimba Bosé – Como un lobo
  • Nirvana – Lithium
  • The Offspring – Pretty Fly (For a White Guy)
  • Pereza – Estrella polar
  • Pignoise – Sigo llorando por ti
  • The Police – Don’t Stand So Close To Me
  • Pulp – Common People
  • Tom Jones con Mousse T. – Sexbomb
  • La Quinta Estación – Sueños rotos
  • Aerosmith – Dude (Looks Like a Lady)
  • Alejandro Sanz – El alma al aire
  • Blur – Country House
  • Bustamante – Cobarde
  • La Cabra Mecánica con María Jiménez – La lista de la compra
  • Chambao – Papeles mojados
  • The Cure – Pictures of You
  • Efecto Mariposa – Si tú quisieras
  • Ella Baila Sola – Amores de barra
  • Eminem – Without Me
  • George Michael – Freedom ‘90
  • Gossip – Standing in the Way of Control
  • Hot Chocolate – You Sexy Thing
  • Jarabe de Palo con La Mari de Chambao – Déjame vivir
  • José el Francés con Niña Pastori y Vicente Amigo – Fuera de mí (ya no quiero tu querer)
  • Julieta Venegas con Anita Tijoux – Eres para mí
  • Kaiser Chiefs – Ruby
  • The Killers – When You Were Young
  • The Mamas & The Papas – California Dreamin’
  • Mecano – La fuerza del destino

Sigue las líneas

¿Podrás aguantar una crítica de Risto?

El juego no ha variado respecto a la versión anterior, se trata de imitar el tono de voz de los cantantes originales de las canciones, esos tonos quedan representados mediante una barra que se sitúa en una partitura y que debemos llenar con nuestra voz, esto parece sencillo y lo es en el nivel fácil, pero si pasamos a los niveles normal o difícil la cosa cambia y bastante; en esos niveles la barra se fragmentará más y la variación en los tonos que debemos conseguir será más alta, además tanto los agudos como los graves se extremarán y nos será más difícil llegar a cubrir todo lo que se nos pide.

La puntuación será más alta si nuestro canto coincide con el del artista original, además de tanto en cuanto aparecerán notas especiales que si las hacemos bien nos otorgarán puntuación extra, también tendremos puntos de bonificación si parafraseamos bien las notas (es decir si llenamos las mismas notas que el cantante aunque no lo hagamos en el mismo tono). Siguen habiendo momentos puntuales donde no hay barra de puntuación, sinó que podemos cantar libremente, si bien se trata de gritos o frases del vocalista. Finalmente, cabe decir que no hace falta cantar la letra de verdad, sino que basta con hacer ruído cuando toca llenar la barra y el juego lo hace todo, cosa que puede ir bien en esta ocasión, ya que hay canciones verdaderamente rápidas.

Los modos de juego siguen casi inalterados respecto a las antiguas versiones de PS2. London Studio sigue sin ofrecer un modo para un jugador decente, ya que se limita a ofrecer la posibilidad de cantar canciones solo o acompañado, ¿Qué se ha hecho del “Conviérte en una estrella” del Singstar original? Con el cambio de consola parecía un buen momento para reintroducirlo. Las opciones que repiten son cantar las canciones en estilo libre sin puntuación o tratando de conseguir la puntuación más alta, ya sea solos o bien sacando todo el potencial del juego en el modo fiesta, que es el multijugador (el más divertido del juego y que permite hasta ocho jugadores distintos) que se divide en batalla (un enfrentamiento para conseguir la puntuación más alta), dueto (cantando por turnos para conseguir una puntuación mayor) y pasa el micro, con varias pruebas a cuál más divertida.

Se mantienen las opciones del primer Singstar de PS3, y es que, gracias a las descargas de canciones que presuponen que éste debería ser el único Singstar en esta consola, (a no ser que saquen otro con un concepto revolucionario), cada jugador puede escoger los temas y cantantes más acordes con sus gustos y así poder disfrutar plenamente de todo el repertorio del título, cada tema cuesta euro y medio (los packs llegarán más adelante y no se saben sus precios). Por otro lado, podemos usar la Playstation Eye para grabarnos y colgar en internet nuestras actuaciones, en una especie de blog llamado MySingstar; ahora bien, por desgracia, solamente podemos grabar los treinta primeros segundos de actuación, lo que deja la opción algo incompleta, si al menos se pudiese grabar el vídeo y editarlo para colgar la parte que tu prefieras ya sería algo, pero siendo obligatorio colgar la primera parte de la canción, MySingstar pierde gracia.

Los videoclips se siguen beneficiando de la alta definición (no todos, eso sí) y lucen espectaculares en los televisores preparados para ello, por lucir, hasta lo hacen más las diferentes barras que marcan el tono, más brillantes. La interfaz es la misma del anterior juego, es decir, aunque mantiene las bases de los Singstar anteriores se muestra todo de un modo más moderno y acorde con los tiempos que corren. El sonido sigue siendo el mismo, aunque se notan las enormes capacidades de PS3 en este apartado.

Una de las que ha caído de la lista de nuestra edición

Vamos a cantar

SONY ha sacado un juego inexplicable, ¿Qué justificación tienen para vendernos el mismo juego de hace unos meses cuando perfectamente podría costar muchísimo menos en forma de pack de internet? Si quitamos las canciones (que como siempre habrá quién estará contento con la inclusión de temas en castellano y quién no) y el paso de fucsia a morado del fondo de pantalla, nada es diferente entre las dos versiones de PS3. Y siendo más puntillosos, señores del London Studio, ¿En un Blu-Ray no caben más canciones? SONY nos ha tomado el pelo a los jugadores con esta secuela totalmente innecesaria porque nadie que tenga la primera parte de esta serie en PS3 debe comprar el juego, ni siquiera los fan-boys de la saga, con lo cual aún menos un casual o un hardcore gamer.

Eso sí, si no tienes el anterior y te gusta la saga, es una buena opción si lo que quieres es pasar un rato con los amigos o la familia delante de la PS3.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.