Ilusion, esperanza, motivacion… Seguimos siendo niños… y por lo tanto felices?

Comparto con vosotros un texto que escribí allá por enero de este año, cuando recordé de manera súbita uno de los momentos mas felices de mi vida.


Nostalgia…

Es curioso, que la aparicion de la In The Groove 2 en Ramblas por aquellas fechas, causara que pasara por una de esas epocas de felicidad plena en la vida.

Recuerdo con cariño un momento en concreto, en el que me di cuenta que la ITG me estaba devolviendo aquella ilusion que tenia, cuando empezaba en el DDR y cada nueva cancion, desconocida por completo, nueva, diferente, me suponia un reto a superar y algo nuevo que descubrir. Volvi a tener la ilusion del Dancer que empieza (como la que tienen todos estos Difficults que tenemos en los ultimos torneos).

En los diferentes “pasos” por los que pasa todo Dancer que pretende llegar a lo alto, el mas bonito es el momento en el que empiezas a descubrirlo, el mas interesante y a la vez divertido es aquel en el que ya tienes una experiencia y empiezas a marcarte retos, y el mas dificultoso, complicado, pero a la vez emocionante, es aquel en el que te sientes capaz de llegar a la cima y cada partida que juegas, supone el dar un pasito mas alla que te acerca a esa cima que quieres alcanzar.

Tras estos pasos, llegan los posibles finales. El peor de los casos es que te rindas antes de alcanzar la meta por falta de motivacion o por pensar que no eres capaz de alcanzarla. Otro de ellos es el final de la resignacion, continuaras con ello, pero sin aspirar a mas de donde estas. Luego esta el final feliz pero temporal, llegas a la cima, y te vas. Y finalmente esta el final del que llega, una y otra vez, a esa cima, proponiendose retos nuevos cada vez y alcanzandolos uno a uno.

Para muchas personas, esto que acabo de escribir puede sonar o muy friki o muy absurdo, alocado, incoherente, incomprensible, estupido…
A esos os digo una cosa, teneis pasiones en la vida? teneis metas en la vida? realmente importa la naturaleza de las mismas? por supuesto que NO.

No seais tan tontos de perdez esa pequeña parte de nosotros que es un niño, la ilusion por las cosas, la alegria de conseguir lo que quieres, la motivacion, la felicidad de proponerte una cosa y conseguirla. Todo esto puede aplicarse a cualquier cosa, un deporte, los estudios, el trabajo, un hobbie… cualquier cosa. Y lo mas importante de todo es, que pese a la opinion de los demas, si a ti te llena, ADELANTE. Se feliz.

Curiosa reflexion que me ha dado sin mas, simplemente iba con la idea de recordar la epoca en la que tuvimos la ITG2 en Barcelona, es curioso que me hayan salido estos pensamientos sobre la marcha.

Echo de menos esa felicidad. No quiero dejar de ser un niño ilusionado por algo.

1 comentario

  • Anonymous dice:

    Bonita reflexión… y buena suerte en recuperar ese tipo de felicidad que describes.

    Yo en su tiempo la eché de menos. No es que la haya perdido, pero es una sensación que, cuando le da por manifestarse, ya no tiene la misma intensidad…

    Ahora mis conceptos de felicidad son un poco distintos: cogerse un día libre del trabajo, tener una conversación interesante con un amigo, superar algún que otro reto, la satisfacción de los retos ya superados en el pasado… Las cosas simples que están presentes en mi realidad, aquí y ahora.

    Personalmente, a mi el tiempo me ha enseñado que la felicidad esta dentro de mí y de mi libertad de elegir lo que quiero ser, lo que quiero hacer. No cambiaría este tipo de felicidad por nada, ni siquiera por volver a mi niñez. Creo que es lo último que querría en este momento 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.