Dead Space 2, analizamos el título más terrorífico del año

Dead Space 2, analizamos el título más terrorífico del año

Terror visceral y psicológico por un tubo

El género Survival Horror, que tuvo su momento más álgido con la llegada de las sagas Resident Evil y Silent Hill en los ’90, lleva tiempo sin vivir otra era de oro. No porque a los jugadores les haya dejado de interesar este tipo de videojuegos, sino porque las compañías han ido evolucionando el género hasta el punto de dejar de parecer Survival Horrors y parecerse más al género de acción.

Uno de los títulos que mejor supo volver a hacernos disfrutar del terror en nuestras consolas y que desgraciadamente no tuvo la repercusión que se merecía fue Dead Space, un verdadero “Triple A” que nos enamoró a muchos con un impresionante argumento, una sobrecogedora atmósfera y, en general, un juego redondo en todos sus aspectos. Electronic Arts sabía que tenía entre manos una verdadera obra de arte y por ello, pese a las malas ventas cosechadas, podemos disfrutar hoy de su secuela esperando que esta vez sí tenga la repercusión que merece. Pasemos, pues, al análisis no sin antes recomendaros tener a mano un recambio de ropa interior, por lo que pudiera pasar.

Dead_Space_2_Boxart

 

En el espacio nadie puede oír tus gritos

Dead Space 2 arranca de manera muy peculiar. Nos encontramos con un Isaac claramente afectado por los acontecimientos del primer juego (en el que tuvo que soportar la muerte de muchas personas, entre las cuales se incluye a su amada) atado con una camisa de fuerza, afectado por unas extrañas visiones y siendo interrogado por una especie de doctor que trata de obtener respuestas al respecto de la Efigie, el artefacto alienígena que ocasionó la debacle de la nave Ishimura y de toda su tripulación al completo.

Rápidamente nos ponen en situación: Al parecer no sólo sigue existiendo el artefacto, pese a que nosotros mismos lo destruimos en el primer juego, sino que han sido los propios humanos los que han construido otro; el motivo y lo que se buscaba con ello, lo iremos averiguando a lo largo del juego.

Los primeros minutos de juego nos recuerdan poderosamente al arranque del primer título, en el que debemos huir de hordas de necromorfos con un Isaac completamente desarmado, con el añadido de no saber muy bien lo que está ocurriendo, dónde estamos, qué hacemos ahí y qué demonios ha pasado.

La narración de la historia se nos muestra con un perfecto doblaje al castellano, que nada tiene que envidiar a una superproducción Hollywoodiense, y se nos irá introduciendo en ella a medida que avancemos, con pequeños cortes para visualizar escenas importantes y la mayoría de las veces sin necesidad de que soltemos el mando.

deadspace2-2011-01-28-18-09-54-74

En esta segunda parte permanecen todas las virtudes del primero en cuanto a la integración de los menús y la información en base a nuestro personaje. La barra de vida se muestra con la línea de luces que incorpora nuestro traje en la espalda, el inventario y cualquier comunicación de video se proyectará delante de nuestras narices mientras podemos movernos o seguir disparando. Esta excelente integración de elementos permite que el jugador no sufra altibajos a la hora de profundizar en la atmósfera del juego, siendo excelente para permanecer atento a lo que ocurra a nuestro alrededor.

Un nuevo lugar para el terror

Uno de los puntos más distintivos de Dead Space 2 respecto a su antecesor es el nuevo emplazamiento en el que transcurre el juego, toda una estación espacial repleta de localizaciones completamente diferentes entre sí. El primero tan sólo transcurría en la nave Ishimura, que si bien estaba perfectamente nivelado para no hacerse monótono, a la larga resultaba demasiado similar entre sí. Afortunadamente la estación espacial de la segunda parte, no sólo es muchísimo más grande que la Ishimura, sino que tiene multitud de nuevas sorpresas que darnos; a lo largo del juego iremos pasando por lugares de lo más variados y en más de una ocasión llegarán a dejarnos completamente petrificados por el horror ante lo que estamos presenciando, como por ejemplo toda una guardería infestada de necromorfos bebés.

Terror, en todo su esplendor

Una de las grandes bazas de esta saga y a su vez lo que mejor sabe hacer su estudio de desarrollo, Visceral Games, es dar miedo, mucho miedo. En Dead Space 2 el jugador podrá ser aterrorizado de muchas maneras, pasemos a mencionarlas individualmente.

Terror visual: Dead Space 2 utiliza un motor gráfico increíblemente sólido y capaz de mostrar con un detalle asombroso unos juegos de luces muy cercanos a la realidad. El uso de la iluminación en el juego se torna magistral en las diferentes localizaciones del mismo. Hay casos en los que nuestra única fuente de luz es nuestra linterna, otros donde apenas surgen unos pequeños destellos de una persiana que da al exterior, habitaciones iluminadas por un generador que vamos a tener que extraer para utilizar en otra parte, quedándonos obligadamente a oscuras… Se dan multitud de situaciones en las que la oscuridad será nuestro mayor enemigo.

deadspace2-2011-01-28-18-08-01-32

A esto le debemos añadir el detalle con el que están creadas ciertas zonas, en las que encontraremos cuerpos desmembrados, marcas de sangre por la pared o restos de alguna encarnizada lucha que no ha terminado del todo bien. Realmente el apartado gráfico del juego es un elemento a destacar y que nos hará estar permanentemente tensos ante lo que podamos encontrar detrás de cada esquina.

Terror narrativo: El juego tiene multitud de escenas en las que suceden cosas a nuestro alrededor, en ocasiones nos afectarán directamente, en otras nos quedaremos pasmados como meros espectadores ante lo que ocurre… y en otras viviremos en primera persona lo terroríficas que pueden ser las visiones de un hombre atormentado por los acontecimientos pasados. No me gustaría chafar ninguna de las muchas sorpresas narrativas que da el juego, pero os puedo asegurar que os mantendrán con la piel de gallina y soltando más de una gota de sudor ante lo que estamos presenciando. Por no hablar de la de veces que váis a saltar de la silla, garantizado.

Terror psicológico: ¿Qué puede haber peor que no saber si hay algo detrás de una esquina? Pensar que sí lo hay y no estar seguro de ello. Otra de las grandes bazas del primer título, y que afortunadamente sigue teniendo su secuela, es el uso magistral de la banda sonora y los efectos especiales. Además de tener unos efectos sonoros de  altísima calidad, están aplicados buscando la manera más efectiva de causar verdadero terror. Para poner un ejemplo que no chafe ninguna sorpresa, en Dead Space 2 hay un nuevo tipo de necromorfo especializado en esconderse de tu vista y moverse constantemente en busca de cobertura hasta estar lo suficientemente cerca de ti como para atacarte por sorpresa. Los momentos en los que nos encontramos con ellos, son especialmente duros, personalmente me entraba pavor cada vez que escuchaba el correteo de sus patas y sus chillidos rebotando en las paredes, sin saber muy bien de dónde procedían.

dead-space-2_jun14_04

Survival Horror: Y la parte con la que más se puede definir a este género. No podía faltar lo que va a conseguir que acabemos completamente desquiciados y deseosos de no cruzarnos con nada: la ausencia de munición. En todo Survival Horror la munición tiene que ser escasa, de lo contrario ya estaríamos hablando de un juego de acción en el que avanzar seguros de nosotros mismos sabiendo que podemos con todo. En Dead Space 2 esto no va a ocurrir, es más, si en algún momento nos encontramos especialmente cargados de munición, probablemente nos encontremos próximamente con algo que va a provocar el efecto contrario, de hecho lo más probable es que estemos al borde de la muerte, porque los botiquines también se convierten en un bien preciado a los pocos minutos de estar jugando. Si bien es cierto que esto viene definido por cada nivel de dificultad, a menos que nos pongamos el más sencillo de todos, será muy habitual sentirnos inquietos porque sólo nos quedan tres disparos y probablemente más de un enemigo que abatir.

Además de las armas, Isaac puede hacer uso de la fuerza. En concreto tiene dos movimientos de cuerpo a cuerpo: Un pisotón, con el que romper cajas, destrozar cadáveres en busca de objetos o simplemente para rematar a ese necromorfo que hemos dejado en el suelo y por otro lado una serie de golpes cuerpo a cuerpo con el arma que llevemos en ese momento, efectivo para apartar de nosotros a un enemigo que esté demasiado cerca, pero claramente insuficiente si queremos derrotarlo.

Más armas, más armaduras, más necromorfos

Otra de las cosas que encontraremos claramente potenciadas respecto a su primera parte, es el arsenal que podemos adquirir en los puntos de venta repartidos por todo el juego. El funcionamiento es exactamente el mismo que anteriormente; iremos obteniendo dinero y objetos desperdigados por el mapa, así como el que nos otorgarán los cuerpos de los necromorfos. Con ese dinero podremos comprar nuevos trajes que amplían la armadura, espacio y otras ventajas dependiendo de cada uno, nuevas armas con las que defendernos y por supuesto munición, botiquines o los discos que nos permitirán mejorar nuestra equipación.

dead-space-2-screenshot-e3-2010

En el caso de las mejoras, también tiene el sencillo sistema del anterior título, cada arma tiene una especie de “placa base” en la que podemos encajar unos discos que se encuentran generalmente escondidos por el mapa o bien aquellos que hayamos comprado en la tienda. Cada uno de esos encajes otorgan una mejora al arma, ya sea más daño, una recarga más rápida, una ampliación del cargador o alguna habilidad especial, como balas incendiarias. La armadura y el módulo DRI (con el que podemos casi congelar a nuestros enemigos) también disponen de diversas mejoras en este apartado.

Respecto a los necromorfos, si bien en su día parecían suficientes en Dead Space 1, tras disfrutar de sus segunda parte se antojan como escasos. Y es que los nuevos enemigos a los que nos vamos a enfrentar en la nueva pesadilla de Isaac están hechos con muy mala leche. Desde los ya mencionados necromorfos que se esconden inteligentemente a la espera de que bajemos la guardia, pasando por los bebés que no sólo dan miedo a la vista sino también un increíble terror psicológico ante esa barbarie, hasta llegar a los que se autoregeneran y no podemos hacer más que huir de ellos.

Cabe destacar un elemento que no me esperaba encontrar, y es que los “Final Boss” que nos encontrábamos de vez en cuando en la primera parte, especialmente duros y que sólo son posibles de eliminar de una manera concreta, brillan por su ausencia en Dead Space 2. No se me malinterprete, también los hay, pero son mucho menos que en la primera parte. Habrá quién los odiara, a mí me parecían fantásticos.

Las habilidades de Isaac

No nos podemos olvidar de las muchas cosas que podemos hacer, además de avanzar, manchar los pantalones y matar. Repasemos, pues, una serie de habilidades de las que va a hacer gala nuestro personaje.

El DRI: O lo que es lo mismo, el dispositivo que llevamos en la muñeca y tiene dos principales funciones. En primer lugar, pulsando el stick nos mostrará la dirección hacia la que se encuentra nuestro objetivo más próximo. Como novedad, puede ser cambiado para que nos muestre la tienda más cercana o el próximo punto de salvado, por si tenemos una emergencia (se nos ha acabado la ropa interior limpia, hay que fregar el suelo…).

03725072-photo-dead-space-2

Detener el tiempo: No es exactamente así, pero se podría decir que permite que allá donde disparemos, se active un “tiempo bala” que ralentice su movimiento. Se utiliza a menudo en casos en los que estamos completamente rodeados y necesitamos de tiempo para recargar o bien cuando un necromorfo especialmente rápido viene directo a por nosotros. También encontraremos algunos puzzles que requieren de esta herramienta para ser concluidos.

Coger y lanzar objetos: Otra de las habilidades recicladas de la primera parte. La posibilidad de coger a distancia cualquier objeto, ya sea porque está inalcanzable para nosotros o bien porque en un puzzle se nos requiere mover ciertas piezas. También es especialmente útil para coger la garra de un necromorfo muerto y lanzársela a otro, ensartándolo en la pared, lo cual se torna como una excelente manera de ahorrar munición.

Gravedad cero: Las salas y momentos de gravedad cero del primer juego se han visto evolucionadas de forma muy efectiva. Si bien en el primero no podíamos más que saltar en una dirección y atinar a caer donde queríamos, en Dead Space 2 se nos permite movernos libremente por el espacio gracias a los dos propulsores que tiene Isaac en los zapatos. Existen muchos momentos de acción en los que la adrenalina sustituye al terror, donde tendremos que lanzarnos a toda velocidad esquivando obstáculos que pasan apenas ronzándonos.

Nuevos movimientos: No hay muchas adiciones en este campo, ya que ciertamente no requería de muchos cambios, sin embargo en esta ocasión también podremos atravesar conductos de ventilación al más puro estilo Solid Snake, sitios más que idóneos para darnos más de un susto, especialmente para los claustrofóbicos. También nos encontramos multitud de ocasiones en las que tendremos que superar un pequeño quick time event, aunque claramente simplificados, ya que consisten únicamente de pulsar el botón A repetidamente.

deadspace2-2011-02-03-13-46-39-02

Mil maneras de morir

A mucha gente le sorprende cuando le dices que en el primer Dead Space, una de las cosas que publicitaron como rompedoras, era que tenías muchísimas formas de morir y que acababa siendo un reto verlas todas. Por supuesto, en Dead Space 2 esto no sólo permanece, sino que se ve ampliado debido a las nuevas localizaciones y enemigos que encontramos en esta segunda parte.

Lo cierto es que según el nivel de dificultad que se haya seleccionado, morir será una de las cosas que más vamos a hacer en este juego, por tanto los amantes del gore y las escenas fuertes van a disfrutar como nunca con este juego.

Redondeando la experiencia

No exagero ni un ápice si os digo que Dead Space 2 es uno de los mejores ejemplos de cómo debe hacerse un videojuego si se quiere convertir en una experiencia única. Tiene todos los ingredientes tan bien mezclados e integrados entre sí, que es lo más parecido a vivir una pesadilla en primera persona que váis a encontrar en el catálogo de Xbox 360 y PS3; para PC hay algún otro que puede resultar similar, como Amnesia, sin embargo ninguno se acerca mínimamente al coctel explosivo que nos espera en Dead Space 2.

dead-space-2-04

Una atmosfera sobrecogedora, banda sonora y efectos especiales de infarto, menús, objetos y situaciones tan bien integradas con el juego que no dejan ni un respiro al jugador, ni un sólo tiempo de carga,  terror en su máxima expresión, perfecto doblaje al castellano y alrededor de diez horas de juego en la primera partida. Además el juego nos otorga posibilidad de rejugarlo tantas veces como queramos, ya que nuestro inventario permanece en cada partida y disfrutarlo una y otra vez hasta conseguir tener toda nuestra equipación completamente mejorada.

También en compañía

Sí, no sabemos qué les ha dado a las desarrolladoras con el online, ciertamente sólo le encuentro la justificación en asegurarse de que la gente no piratea sus juegos, porque al igual que Bioshock 2 no necesitaba un multijugador, Dead Space 2 tampoco.

Su modo multijugador consta de dos rondas básicas en las que un equipo será de humanos y el otro de necromorfos, básicamente los primeros tienen que llegar a una serie de puntos y realizar algunas acciones (llevar un objeto a X, activar un botón en Y, defender la zona hasta que el contador llegue a cero…) y el equipo de necromorfos debe impedírselo.

No es mala idea, pero dista bastante de tener la calidad y profundidad de un buen FPS multijugador. No deja de ser una opción extra para los que les guste jugar con los amigos, pero personalmente no me ha aportado absolutamente nada.

image_dead_space_2-14087-1961_0001

Conclusión

Espero y deseo sinceramente que las ventas acompañen a este título. Cuando las cosas se hacen tan bien y estando en el momento en que estamos, con anuncios de cierre de estudios de sobrada calidad, sagas que mueren prematuramente y joyas que quedan ocultadas por otros títulos, es sumamente importante que Dead Space 2 reciba el reconocimiento que merece.

El juego bebe mucho de su excelente primera parte y de hecho los puzzles han sido simplificados para dar paso a momentos de más tensión y acción. Incluye un modo multijugador que no pasará a la historia, pero todo esto pasa a un completo segundo plano cuando nos ponemos a los mandos de Isaac Clarke y disfrutamos del verdadero terror, atmósfera y soberbia narrativa de uno de los mejores títulos de esta generación. Señores, una de las mejores compras que podéis realizar. Garantizado.

Comprar Dead Space 2 online:

Zavvi.es

PS3 por 46,45€

Xbox 360 por 46,45€

PC por 34,45€

——————————

Game.es

PS3 por 66,95€

Xbox 360 por 66,95€

PC por 46,95€

——————————

El Veredicto

9Increible

Lo bueno:Absolutamente terrorífico, con el punto de acción que piden los juegos actuales y sin perder ni un ápice de su encanto natural.

Lo malo:Un multijugador metido con calzador, solo para cumplir con lo que pide el público.

Den - Administrador y creador del blog, es todo un Seguero nostálgico convencido de que Dreamcast debería haber sido la gran vencedora de los 128 bits y ya puestos, del resto de generaciones. Como buen geek se enamora de todo cacharrito electrónico que sale al mercado y le gusta alardear de poseer una Gizmondo.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.