El extinto DRM de Xbox One ¿Era necesario?

Menuda se ha montado estas últimas semanas con el E3 y las presentaciones de las que serán las consolas de nueva generación Xbox One y PlayStation 4.

PS4vsXboxOne

Para los que no estén al día, se montó una gorda en relación con la protección que implementaba la consola de Microsoft frente a la de su competencia, impidiendo que podamos compartir nuestros juegos en formato físico con quien queramos, así como obligándonos a mantener la consola conectada a internet al menos una vez al día para hacer una serie de verificaciones. Esto nos impedía por una parte dejarle un juego a un amigo o, lo más tajante del asunto, erradicar totalmente el mercado de segunda mano.

El resultado fue una campaña de Sony burlándose del movimiento de Microsoft y una avalancha de jugadores criticando Xbox One duramente. Al final ocurrió lo que cualquier compañía con dos dedos de frente  hubiera hecho: Microsoft reculó y retiró el DRM de su futura consola.

No seré yo quien defienda el control absoluto de nuestros contenidos ni la imposibilidad de hacer lo que queramos con nuestros juegos, pero todo esto no es tan sencillo. La pregunta que nos debemos formular es: ¿Es esto un avance o un retraso? ¿A qué estamos renunciando en cada caso? Y lo más importante, ¿Es este el futuro de los videojuegos?

Veamoslo con perspectiva: Microsoft quería controlar nuestras licencias, asociarlas a nuestro usuario y verificar cada 24h que todo estuviera en orden… ¿A cambio de qué? ¿Qué hemos perdido?

UNA BIBLIOTECA DE JUEGOS DIGITAL E ITINERANTE

Xbox One pretendía lo que es una realidad desde hace muchos años en el mundo del PC gracias a Steam. Tu biblioteca de juegos está asociada a tu cuenta, no a tu consola, de manera que si inicias sesión en cualquier otra parte, tendrás acceso inmediato a todos tus juegos.

A diferencia del caso de Steam, en Xbox One iba mucho más allá, ya que la infraestructura que ha montado Microsoft para sus servicios online iba a permitir que no tuviéramos que esperar a la descarga e instalación de los contenidos. En la práctica: irte a casa de un amigo, iniciar sesión con tu cuenta de Xbox Live y jugar inmediatamente a cualquiera de tus juegos, incluso si esos resultaron ser en formato físico.

Xbox-One-Dashboard-002

La reflexión: Lo sé, yo también amo el formato físico, en este mismo blog escribí hace unos años, con más pena que alegría, que se avecinaba el futuro del formato digital y de hecho conservo una colección en mi casa de cientos de juegos físicos que aprecio de forma muy especial. Ahora bien, he de confesar una cosa, me he hecho al formato digital hasta el punto en que, actualmente, prefiero comprarme un juego digitalmente a guardar su caja en donde ya no tengo más espacio y tener que cambiar cada vez de disco.

No puedo negarme a lo evidente. No hay nada más cómodo, práctico y efectivo que la distribución digital de contenidos (y si no has vivido aun el “síndrome Steam” ya estás tardando en descubrirlo).

El resultado: Ya que Microsoft ha tirado atrás su DRM, la primera consecuencia inmediata es que nuestros juegos en formato físico ya no adquirirán esa ventaja digital, no quedarán asociados a nuestras cuentas, lo cual nos va a permitir compartirlos, revenderlos o hacer lo que nos plazca con ellos. Ahora bien, si queremos jugar en otra consola con ellos, habrá que llevarlos encima e ir cambiando de disco cada vez que queramos cambiar de juego. Lo llevamos haciendo toda la vida, pero no por ello debemos aferrarnos a ello. Nos guste o no el futuro es digital, cuanto antes nos acostumbremos, antes lo disfrutaremos. ¿Tocará esperar a la próxima generación? Me muero de ganas de ver estadísticas de venta y ver cuánta parte del pastel se llevan las copias físicas y las copias digitales. Tiempo al tiempo.

COMPARTIR NUESTROS JUEGOS CON NUEVE AMIGOS MÁS

El método que Microsoft había ideado para paliar el hecho de que no podamos dejar nuestros juegos digitales a nuestros amigos se basaba en un sistema que permitía compartir nuestras licencias con nueve personas más, haciendo un total de diez. El único requisito era simple, que sólo una persona podía utilizar el contenido a la vez, lo cual tiene todo el sentido del mundo.

xbox one

Esta característica no era sólo absolutamente revolucionaria, sino que sonaba tan bien que incluso el gigante Steam había realizado movimientos al respecto, se descubrió poco después que en las notas de sus futuras versiones estaban trabajando en implantar un sistema para compartir juegos con otros amigos.

La reflexión: No entiendo cómo se ha podido ver este punto con tan malos ojos, ni siquiera con el formato físico podíamos lograr algo ni remotamente parecido. ¿Dejar tus juegos a los amigos sin moverte de casa, sin quedarte sin él, sin tener que reclamarlo después, de forma inmediata? Yo firmo ya, no se me ocurre mejor manera de contentar a los jugadores a cambio de no poder dejarlo físicamente. ¿El punto negativo? Nos quedamos sin segunda mano. Me sabría mal por el revender los juegos de persona a persona pero, sinceramente, el mercado de segunda mano de las tiendas de videojuegos es lamentable. Pagan una miseria y te lo venden por un dineral, llegándose a ver casos vergonzosos en los que el juego de segunda mano cuesta más que el nuevo.

El resultado: Al retirar el DRM y desvincular los juegos físicos de nuestra cuenta de usuario, ya no hay posibilidad de que exista esa opción. Podrían hacerlo con los contenidos digitales que compremos, pero al no requerir conexión cada 24h, la consola no puede determinar qué usuario está accediendo al contenido cada vez para no permitírselo al resto, el resultado sería que ni siquiera el que lo ha comprado pudiera acceder al mismo. Adiós al revolucionario sistema de préstamo digital.

EL AUTENTICO PUNTO POSITIVO: SIN BLOQUEO REGIONAL

Como habréis notado ya, en esta ocasión soy de los pocos que navegan a contracorriente. Ahí donde me véis, un jugador de toda la vida, amante del formato físico y de no vender ni un solo juego, aumentando día a día mi colección… y, sin embargo, abrazando el formato digital y rindiéndome hacia el futuro de lo intangible. Debo ser de los pocos que se han entristecido, en parte, con la retirada del DRM de la Xbox One, excepto por un motivo…

mapajuegos

Todo este control sobre nuestros contenidos llevaba consigo una pega que a muchos nos afectaba: El bloqueo regional. O lo que es lo mismo, que no funcione en tu consola ningún juego que haya sido comprado fuera de tu región. Teniendo en cuenta cómo andan los precios de los videojuegos en España en comparación con el resto del mundo y sabiendo lo beneficioso que es para nuestro bolsillo comprar en otros mercados, esta imposición era un verdadero problema.

Afortunadamente para todos, con la eliminación del DRM, podemos seguir comprando a mejores precios en el mercado que nos dé la gana. Eso sí, siempre y cuando se trate de un formato físico, con el digital es inevitable pasar por caja donde te toca.

 Así pues, con una de cal y otra de arena, he tenido una sensación tremendamente agridulce con los acontecimientos. ¿Hemos hecho bien forzando a la compañía a anclarse en el pasado? ¿Cómo nos afectará a nosotros, los consumidores, seguir por esa línea? ¿Cuándo daremos el salto definitivo a lo digital?

Y vosotros ¿qué opináis del movimiento de Microsoft? Estáis contentos con el cambio o por el contrario os gustaba el futuro que planteaba la compañía. Compartid con nosotros vuestra opinión en los comentarios 🙂

Den - Administrador y creador del blog, es todo un Seguero nostálgico convencido de que Dreamcast debería haber sido la gran vencedora de los 128 bits y ya puestos, del resto de generaciones. Como buen geek se enamora de todo cacharrito electrónico que sale al mercado y le gusta alardear de poseer una Gizmondo.


5 Comentarios

  1. Bitacoras.com junio 25, 2013 10:10 am  Responder

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Menuda se ha montado estas últimas semanas con el E3 y las presentaciones de las que serán las consolas de nueva generación Xbox One y PlayStation 4. Para los que no estén al día, se montó una gorda en relación con la ……

  2. Dante_77 junio 25, 2013 12:41 pm  Responder

    Es jodido posicionarse en un lado u otro, pero es que las consolas siempre han ido muy ligadas al formato físico y romperlo así de brusco, es peligroso. Sino, no hubiera ocurrido lo que ha ocurrido.

    Lo de las 10 licencias tenía muy buena pinta y poder dejar los juegos sin moverte de casa también, pero la inseguridad de que pasará con tu contenido digital en unos años tira para atrás a mucha gente y más después de saber que ningún juego de PS3 y 360 es compatible con la nueva generación. ¿Que pasará cuando decidan que por falta de espacio ciertos títulos dejarán de estar disponibles en sus tiendas de la antigua generación o peor aún decidan cerrar esas tiendas por costes? ¿Perderemos esos juegos? Eso en un principio a steam no le pasa, tiene una única tienda y una única plataforma, el PC y punto.

    También tendríamos que ver si los precios digitales se hubieran ajustado, porque pagar lo mismo o más por una copia digital, es un poco robery y más si tenemos en cuenta los problemas antes mencionados del futuro digital.

    Es un debate interesante que tenemos toda esta nueva generación para asimilarlo, pero que tal y como lo vendió Microsoft, no fue la mejor manera.

  3. Víctor junio 26, 2013 12:40 am  Responder

    Toda evolución es un paso lógico, y el que piense lo contrario que siga usando Blackberry.

    Al principio todo cambio drástico choca, pero te acabas acostumbrando y viendo los beneficios de dicho cambio.
    Soy poseedor de grandísimos juegos en formato físico, y después de varios años, me he dado cuenta de que ahí están, pero ahora están ocupando espacio y quizá los miro 1 segundo cada mes.
    He de decir que no me considero coleccionista de videojuegos ni quiero que nadie se sienta ofendido por las palabras anteriores, pero si soy un enamorado del entretenimiento multimedia, y pese a quien le pese el futuro es digital.

    También coincido con Dante_77 para que lo digital sea el presente y por donde la balanza se decante primero hay que revisar los precios, eliminar ese sobreprecio por algo que no tiene gastos de distribución, ni de imprenta, ni de materiales. Que las características que proponían Microsoft eran brutales, pero el dinero importa y mucho.

    Y no soy amante de la retrocompatibilidad, lo siento, pero si quieres jugar a juegos de la generación pasada ya tienes la consola de la generación pasada. (Aquí no quiero meter a grandes joyas nostálgicas.)

  4. knskan3 agosto 13, 2013 2:42 pm  Responder

    No estoy de acuerdo, puede que muchas cosas al principio sean difíciles de aceptar, pero hay cosas que son inaceptables. El que no puedas prestar un video juego me parece totalmente ilógico. La historia ha demostrado que cuanto más cerrado un sistema, peor les va. Recordemos que nintendo 64 continuó usando cartuchos para acabar con la piratería mientras otras plataformas no, y como tal pinchó estrepitosamente.

    Lo bueno es que el tiempo pone a todos en su sitio y al final los clientes hacen justicia gracias a la oferta y la demanda.

    Tendrán que ponerse las pilas.

  5. Angry Birds septiembre 20, 2013 1:23 pm  Responder

    Yo solo espero que saquen los juegos de Angry Birds para la PS4 🙂

Deja un comentario