Los imprescindibles de GameBoy

Tras hablar de los juegos más importantes de PSX y tratar algunos de los pilares de PC nos disponemos ahora a retroceder en el tiempo, hacia una época donde las portátiles se asemejaban a ladrillos y los fontaneros eran los que partían el bacalao. ¿Quién no recuerda la fantástica Game Boy de Nintendo? Hoy nos vestimos de nostalgia para dar un repaso a los juegos más importantes de dicho sistema.

Mario Bros

El señor Mario vivió tres aventuras plataformeras en esta pequeña portátil. La primera de ellas, titulada Super Mario Land, fue lanzada en el 89 y tuvo un éxito enorme con millones de ventas. El objetivo era salvar a la princesa Daisy y para hacerlo tendríamos que saltar, coger monedas, evitar a los diversos enemigos y todos los demás elementos que hicieron triunfar a la saga en NES. Además incluía algunos elementos nuevos respecto a las versiones de su hermana mayor, como naves o un submarino. Sin embargo al rejugarlo a día de hoy algunos elementos no lucen del todo bien, como el tamaño extremadamente pequeño de los personajes.

Todo esto sería mejorado unos años después con Super Mario Land 2: 6 Golden Coins. Se trata sin duda de una obra maestra, lleno de pequeños detalles y con multitud de novedades frente a la anterior entrega (no obstante se trata de uno de los cartuchos con más tamaño del catálogo, ya que ocupaba 4MB). El juego se inspiraba en Super Mario World, del que heredó diversos elementos como la posibilidad de elegir qué nivel jugaríamos, los niveles ocultos e incluyó la útil opción de guardar partida. Supuso la incursión de Wario dentro del universo Mario, ya que la historia (que comenzaba donde había acabado la del primer SML) contaba cómo Wario quería dominar el mundo de Mario y tener un castillo para él solo. Para ello había lanzado un hechizo que hacía creer a todos los habitantes de esas tierras que Wario era su líder y Mario su enemigo. Con seis zonas diferentes, dos niveles de dificultad y multitud de power ups, el juego es una de las citas inexcusables en cuanto a  lo que a portátiles se refiere. Sin embargo, esto no le valió para superar en ventas a su predecesor ya que se quedó alrededor de los 7 millones de unidades. Pero esta no fue la última aparicion de la saga en GB, ya que a principios del 94 salió al mercado Wario Land: Super Mario Land 3. El recibimiento que había tenido Wario fue tan bueno que Nintendo decidió realizar un juego con él como protagonista. Supuso un soplo de aire fresco por muchos motivos: Se trataba del primer juego donde no había que salvar a nadie, sino conseguir el máximo de monedas posibles para que Wario se comprara un gran castillo. El desarrollo plataformero era muy similar a los demás Marios, aunque existen pequeñas diferencias de diseño siendo los personajes ligeramente mayores (y más cabezones), así como los escenarios que difieren de lo visto anteriormente. De nuevo Nintendo dió en el clavo, tanto que le otorgó a Wario una saga propia (Wario Land).

Tetris

El hecho de que fuese incluido en gran parte de los packs de la consola propició que prácticamente casi todo el mundo que tuviera una GB, tuviera un cartucho de Tetris. Pero, ¿Qué ofrecía este juego de origen soviético? Básicamente horas y horas de diversión basadas en una jugabilidad simple, pero que no repetía dos partidas iguales. El juego creó una serie de hitos dentro de la cultura popular, desde su musiquita hasta ser considerado por muchos como el acompañamiento ideal para ir al baño. Supuso también un punto de encuentro generacional, ya que daba igual la edad que se tuviese, que todo el mundo se aficionaba por igual. Su impacto fue tal que propició una gran cantidad de secuelas: Tetris 2, Tetris Blast, Tetris Attack y Tetris Plus (todo esto sólo en GB, en GBColor hubo otras tantas). Sin contar con las innumerables variaciones que se le realizarón a dicha fórmula, cuyo ejemplo más exitoso fue sin duda Dr. Mario.

Pokémon Rojo/Azul

Seguro que los programadores de Game Freak ni imaginaban que su juego iba a romper el mercado de la manera en que lo hizo. Con la cónsola de capa caida debido a los pocos lanzamientos de calidad que había por aquellas fechas (1996 en Japón, 98 en USA y 99 en Europa), este bombazo le alargó la vida considerablemente y facilitó la entrada de la Game Boy Color en el mercado. Resultaba raro no ver en los colegios a todos los niños (y los no tan niños) intentando conseguir los 150 (y un) bichejos. Resultó especialmente fructífera la idea de necesitar intercambiar Pokémon entre las dos versiones para poder hacerse con todos. Esto potenció el uso del cable link hasta límites insospechados, dándole más importancia que cualquier juego lanzado con anterioridad. Pokémon mezclaba elementos clásicos del RPG con toques de coleccionismo y aventura, haciéndolo una bomba jugable con pocos precedentes parecidos. Tuvo tantísimo éxito que produjo la posterior serie, los manga, productos de merchandising y muchas otras cosas. Si al principio fue Tetris, en estos años era raro que quien tuviera una GB no tuviera un Pokémon.

Donkey Kong Land

Paralelos a la fantástica saga Donkey Kong Country de Super Nintendo, Rareware desarrolló los títulos enmarcados dentro de la serie DK: Land para la portátil. Supusieron todo un triunfo a nivel de ventas, ya que adaptaba los elementos que hicieron triunfar a los Country en la SNES, es decir, plataformas con mucha variedad y un diseño gráfico cuidado. Llegaron tres juegos a las tiendas, cada uno con sus propias peculiaridades. Para empezar no aparecen los dos personajes en pantalla, sino que por motivos técnicos sólo aparece uno y el otro acude cuando le necesitamos. Los diseños son una mezcla de trama nueva con continuación de los capítulos de SNES. Cada nueva entrega aporta novedades respecto a la anterior, haciendo que DKL III sea posiblemente el más completo de la trilogía, un cartucho amarillo indispensable en cualquier colección. La segunda entrega es prácticamente un remake de DKC 2, aunque tiene algunas ligeras variaciones y diversos escenarios no aparecen. Como dato curioso, cabe destacar que se realizó una versión de la tercera parte en Game Boy Color, aunque por desgracia para nosotros solamente fue lanzada en Japón.

Zelda: Link’s Awakening

Se trata de la primera aventura de Link en una consola portátil. En un principio pensaban realizar una adaptación del exitoso Zelda: A Link to the Past, pero finalmente el resultado fue un Spin-Off con historia y desarrollo independiente, lo cual favoreció mucho la recepción por parte del público. El juego tenia lugar por primera vez en una región diferente a Hyrulen, y no presentaba a los personajes clásicos de la saga como la Princesa Zelda. La jugabilidad era común a la vista en anteriores entregas, con la novedad de diversos minijuegos y formas de interactuar con el entorno, como bucear, volar o pescar. Los personajes tienen una profundidad pocas veces vista en un juego para GB, algo que buscaron adrede los programadores para hacer el juego más interesante. Como curiosidad cabe resaltar que aparecen cameos de otros juegos conocidos (Kirby, Yoshi…). La recepción por parte del público fue buena, así como por la prensa especializada, la cual sólo realizó críticas a lo limitado del control debido a poseer únicamente dos botones y a algunos detalles gráficos. Unos años más tarde, aprovechando el potencial de la versión Color de GB, se relanzó el título con un lavado de cara considerable y la inclusión de alguna mazmorra nueva. El título seguía siendo el mismo pero con la coletilla de DX (por Deluxe) y mejoraba aún más la sensación jugable. Se trata de uno de los RPG esenciales para la historia de la consola, siendo considerado por muchos como pieza clave dentro del catálogo.

Metroid II

La segunda entrega de la saga es posiblemente la más infravalorada. Aunque no pudo competir ni en gráficos ni en otro tipo de detalles con las versiones de NES o SNES, la aventura portátil de Samus es un capítulo para nada despreciable. Introduce nuevos objetos y habilidades respecto a la primera entrega, siendo muchas de ellas comunes en los lanzamientos posteriores. Debemos acabar con los Metroids, y para ello iremos avanzando por diversas cavernas cada vez más profundas y complicadas. El nivel de dificultad va subiendo, aunque nuestras capacidades y ataques disponibles también. La música está bastante lograda y la sensación de agobio y claustrofobia es bastante destacable para tratarse de un juego de GB. El juego no disponía de mapa, lo cual en muchas ocasiones suponía un inconveniente, ya que los pasadizos de las cavernas son bastante liosos. La dificultad es en ocasiones considerable y la duración es muy larga para lo que solía ser común en la época, todo un acierto. Por suerte existen diversos puntos de guardado a lo largo de toda la aventura que facilitarán nuestra labor. Al completar el juego, dependiendo de los puntos que hayamos conseguido, la protagonista (Samus) aparecerá en su traje habitual o bien en bikini. El lanzamiento de Super Metroid para SNES dejó practicamente en el olvido a esta segunda parte, pero creemos que esto es bastante injusto ya que es una de las pequeñas joyas de GB.

Aparte de estos, consideramos que es necesario reseñar otros tantos grandes juegos, como los distintos lanzamientos de Mega Man, Final Fantasy, King of Fighters 96, Battletoads o Adventure Island, pero la lista se haría realmente larga. Es obvio que hay otros tantos títulos imprescindibles, algunos no tan conocidos como de los que os hemos hablado, así que os animamos a que contribuyáis aportando vuestra lista personal en los comentarios. Para un futuro quedan los imprescindibles de Game Boy Color, los cuales merecen un artículo aparte.

Apasionado de los juegos antiguos de PC y a la informática en general. Capaz de escribir sobre cualquier tema relacionado con los videojuegos y de darle un toque diferente a la visión que se suele tener de ellos. Desprende Retro-amor por los cuatro costados.


12 Comentarios

  1. gamboi enero 28, 2011 5:26 pm  Responder

    Corta pero buena selección ;).

    Si tengo que ponerle algún pero, quizás sea al DK Land. Me explico: Vale que transmite bastante bien las sensaciones de su “hermano mayor” en GB, pero gráficamente, en las fases “tipo-jungla” o jugaba con una Super Game Boy, o no tenía cojones de distinguir entre el fondo de la pantalla y algunos enemigos, con lo que me dejaba la vista intentando distinguirlos XD.

    Así que me gusten y que no hayas nombrado, también me quedo con:

    Parodius.
    R-Type.
    Hammerin’ Harry (genial conversión).
    Por último, aunque Mega Man no tenga sus mejores títulos en GB, lo cierto es que de pequeño, el MM II me hizo pasar bastantes buenos ratos.

    • Den enero 28, 2011 5:35 pm  Responder

      Coincido parcialmente con lo dicho por gamboi, aunque yo tuve el DK Land 2 en lugar del primero y aun hoy en día me parece toda una virguería gráfica para ser de GameBoy, no deja de sorprenderme lo realmente bien que trasladaron la esencia a la portátil.

      Yo añadiría el grandioso Ninja Gaiden (que ahora mismo no sé si se llamaba igual) con el que gasté varios packs de pilas xD

  2. Laocoont enero 28, 2011 8:53 pm  Responder

    Exceptuando el Zelda y el Pokemon los otros han sido artífices de grandes viciadas.

  3. Bitacoras.com enero 29, 2011 1:33 am  Responder

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay resumen disponible para esta anotación…

  4. Gamboi enero 29, 2011 11:26 am  Responder

    Lao, lo del Zelda no te lo perdono :D.

    Zelda L.A. es uno de los mejores juegos para portátil que se han creado jamás. Aparte, personalmente (aquí alguno me mandará a la mierda XD) creo que es el mejor Zelda en 2D, justo por delante de ALTTP; es increíble TODO lo que metieron en un jodido cartuchito de Game Boy :).

  5. Dante enero 29, 2011 12:19 pm  Responder

    De la lista solo recuerdo haber jugado al Tetris, que lo compré con la consola y le di muuuucho vicio.

    El castlevania adventures 2 también lo recuerdo y aún tengo pesadillas con la dificultad de Megaman.

    Que mierda no tener memoria, copón.

  6. Roy Ramker enero 29, 2011 8:27 pm  Responder

    Hecho muchísimo de menos a Kirby (aunque solo sea por Kirby’s Dream Land 2) y Shadow Warriors/Ninja Gaiden, pero es una selección buenísima.

  7. Hamnleys febrero 5, 2011 6:05 pm  Responder

    Yo solo juege al pokemon recuerdo que lo tenia mi hermano mayor y cuando dejo de jugar me pegué grandes viciadas tanto al azul como con el amarillo

  8. Airene abril 2, 2011 3:10 pm  Responder

    ¿Y el pobre Kirby?

  9. KARCHEDON mayo 19, 2011 3:55 am  Responder

    Dentro del catálogo de Game Boy, tengo grabado en mi mente el “Choplifter”. Supongo que por la influencia del mítico “Super Cobra” de MSX.

    La primera vez que lo jugué fue en un supermercado, y la verdad es que acompañaba a mi madre tan solo para poder jugar al arsenal de videoconsolas que tenían expuestas. Super Nintendo, Mega Drive, Game Boy y Game Gear. Todavía tengo cierta amistad con el chaval encargado de la sección de electrónica (ahora es uno de los directivos del supermercado), pues me pasaba allí las horas muertas.

    Es lo que tenía ser un pobretón por aquella época.

    Por cierto, me siguen gustando los juegos de helicópteros hoyen día, aunque busco mas simuladores que otra cosa.

Deja un comentario